Cómo aprovechar tus rosas de Sant Jordi

El día de San Jordi es uno de los días que más rosas se venden en España, o al menos en Cataluña. En este día la tradición manda que los hombres regalan a las mujeres una rosa y éstas a ellos un libro. Pero, ¿cómo se puede conservar una rosa?

El método más común y más conocido es el de poner la rosa boca baja y cubrirla por con unas hojas de papel de periódico para que no le dé la luz, ni ningún tipo de corriente. La debes colgar en un sitio oscuro y ventilado. Antes de ponerla así, debes quitar las hojas del tercio inferior del tallo y quitar las hojas dañadas.

Si vas a realizar este método en invierno, ya que el tiempo es mucho más húmedo, lo recomendable es colocarlas encima de algún lugar cálido, como la calefacción o meterlas en el horno. Y es que a través del horno o microondas también se pueden secar flores y plantas de una manera más rápida.

Colocas las flores sobre un papel absorbente, las colocas en una bandeja y esperas un tiempo, no más de 3 horas. En el horno lo ideal es ponerlo a unos 70 grados y con la puerta entreabierta.

Una vez tengas secas la rosa, perfectamente puedes adornar un jarrón con más flores secas, colocarla junto a un portarretrato, acompañarlo para un regalo o como elemento de cualquier tipo de decoración. Ahora, ¡manos a la obra!

Imagen: yemay-celebracionesdiferentes.blogspot.com.

Autor: Emilio Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *