Salvatore Ferragamo desfila en el Louvre

Las obras del Louvre cobran vida y se enfundan en tonos crudos gracias a Salvatore Ferragamo. El arte de la costura entra por primera vez en el museo.

La casa italiana ha sido la primera privilegiada en poder convertir una de las galerías del museo parisino en una pasarela gracias a la sponsorización que ha realizado del cuadro «La Virgen y Santa Ana», obra de Leonardo da Vinci.

El genio ha sido clave para el diseño de esta colección crucero, según cuenta Massimiliano Giornetti. El director creativo de la casa, se ha inspirado en el estudio anatómico del florentino confeccionando una colección inspirada en la estética rock, de cortes ceñidos, llena de detalles en movimiento y con el cuero como elemento protagonista.

Giornetti ha diseñador una colección cuyos tonos están pensados para que las piedras del Louvre las absorbieran como una obra de arte digna de sus estancias.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *