Zonas erógenas de los hombres que debes conocer

Conocer las zonas erógenas de los hombres te marca el camino indicado para llevar a tu pareja al máximo placer. Recuerden que no todo el placer se centra en su zona genital, descubre otras zonas del cuerpo masculino que tienen gran potencial sensitivo si son bien estimuladas. Al poner en práctica las caricias vas a ir viendo como él se enciende, y qué zonas son más calientes. ¡Solamente tú lo puedes descubrir!

Zonas erógenas que los encenderán

  • Cuello: Los besos suaves, él roce tus labios o tu lengua por el cuello va a ser irresistible, dado que hay muchas terminaciones nerviosas sensibles a los estímulos.
  • Orejas: Son un punto muy sensible tanto para las mujeres como para los hombres. Las caricias besos e incluso mordiscos en los lóbulos de las orejas, puede llegar a ser muy excitantes, además puedes susurrarle al oído qué es lo que quieres hacer con él, le encantará.

  • Pectorales: Aquí se puede hacer de todo, desde lamer, besar, succionar, masajear, acariciar. Comienza desde la parte alta, hacia la parte de los abdominales bajos, entre el ombligo y la pelvis. Los estímulos allí van creando más tensión sexual, e incrementando el flujo de sangre hacia la pelvis.

  • Escroto y testículos: Los hombres tienen sensible la zona, por lo tanto, debes acariciarlo suavemente, con cuidado y delicadeza.
  • Muslos: La parte interna es más sensible, puedes acariciar lentamente con la yema de los dedos de arriba hacia abajo, en esa área interna del muslo, rozando como “sin querer”, la zona genital, ¡arderá!
  • Pene: el glande, es la zona más sensible, puedes acariciarlo de muchas maneras. Puedes hacer anillos ajustados con tus pulgares alrededor de su pene, realizando una fricción de arriba hacia abajo, debes preguntarle en cuanto a la presión, fuerte o suave, depende de cada uno.
  • Su mente: Las zonas erógenas no sólo son aquellas sensibles al tacto, también podemos excitarlos sexualmente con otros sentidos como la vista y el oído. Los hombres son muy visuales, puedes ponerte una ropa interior hot y hacerle un baile sensual, o susurrarle al oído alguna frase picante. Lograrás excitarlo al máximo.

Un consejo importante es que no te sientas obligada hacer ninguna de estas cosas, es algo espontáneo que tiene que nacer de ti, de tu personalidad, de tu manera de ser. Deja volar tu imaginación y no dudes en darle todas las caricias sensuales y provocativas que salgan de tu interior, ¡lo volverás loco!

Imágenes: Magazine informativo, Rolloid, Informeonline, Telemundo.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *