Verdades y mentiras sobre el deseo sexual en el embarazo

Si has experimentado una pérdida del deseo sexual durante el embarazo pero no sabes muy bien por qué te pasa esto y quieres remediarlo. No te preocupes porque te damos una serie de consejos para que aumentes tu deseo sexual durante el embarazo. Pues bien, quizá tu deseo sexual se haya visto reducido, porque las posiciones no son las más adecuadas. Para evitar esto será tan sencillo como buscar nuevas posiciones en las que tú misma te notes más cómoda, ya que sólo así conseguirás disfrutar plenamente como lo hacías antes de tu embarazo.

Habla con tu pareja y experimentar con todo aquello que te pueda aparecer en tu nueva faceta. Si no tienes ganas de tener sexo como antes, háblalo y probad cosas nuevas. Y es que debes tener en cuenta en todo momento que el sexo no afecta para nada al feto, por lo que las relaciones se pueden seguir manteniendo con total libertad y a la frecuencia deseada sin que, por ello, suponga un problema.

Si has oído hablar a tus amigas sobre este tema pero justo al revés; es decir, que a ellas les aumentó el apetito sexual, debes saber que es normal y que es otra de las facetas que se pueden dar, por lo que no debes preocuparte si a ti te ha tocado la contraria. Con los cambios hormonales que se producen lo más habitual es experimentar tanto un aumento, como una pérdida del apetito sexual. Lo que te toque a ti es algo que no se puede averiguar del mismo modo que tampoco tiene nada que ver que en un posible embarazo anterior sí tuvierais apetito sexual y en un segundo embarazo no tengáis nada. Ante todo, la clave está en saber que es algo normal que se puede aprovechar para experimentar con otras cosas que sí nos apetezca más hacer con nuestra pareja.

 Imagen: clanacion

 

 

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *