Verdades y mentiras sobre las bolas chinas

Las bolas chinas – o bolas Ben Wa- son más que un juguete sexual, proporcionan importantes beneficios para la salud gracias a su principal función: fortalecer el suelo pélvico.

Existen muchos mitos acerca de las bolas chinas, se venden en todas las sex shops como un instrumento que da placer gracias a la vibración que producen las bolitas que hay en su interior. La realidad es que no son un vibrador y no están diseñadas para llevar al orgasmo, la estimulación es muy sutil. Es cierto que llevarlas puede resultar muy erótico y, por tanto, favorecen el deseo y las fantasías sexuales.

El uso de las bolas chinas, a la larga, proporciona un mayor placer sexual ya que ejercen como “pesas” que fortalecen los músculos pélvicos. Esta zona puede debilitarse tras un parto o, simplemente, por el paso del tiempo. Cuando se fortalece los beneficios son múltiples: mejoras en la lubricación y el riego sanguíneo, mayor placer sexual, evita el riesgo de prolapso e incluso evita la incontinencia urinaria.

Su uso no se limita a introducirlas en la vagina. Es importante moverse con ellas y llevarlas en las actividades del día a día como salir a comprar, a pasear e incluso realizar ejercicios con ellas. Utilizarlas mientras estás sentada o estirada no tiene beneficio alguno pues es necesario que las bolas que hay en su interior choquen entre ellas y se produzca una contracción en el suelo pélvico. Al principio hay que limitar su uso a 15-20 minutos tres veces por semana y aumentar progresivamente hasta un máximo de media hora al día.

Las bolas chinas más comunes son las que constan de dos bolas unidas con un cordel, aún que las hay de diferentes tamaños y pesos que permiten iniciar un ejercicio progresivo. Es como ir al gimnasio, si sobrecargas el peso, tendrás agujetas. Es recomendable invertir en unas bolas chinas de calidad ya que se usan en una zona delicada. El material, por ejemplo, debe ser no poroso y suave, que no acumule bacterias -como el plástico- ni suciedad. La silicona o el elastomed son ideales.

Imágenes: Centrada en ti, Lelo, El País

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *