Una ducha en pareja puede darte mejor sexo

En cuestiones sexuales en pareja, siempre hay que tratar de innovar, aunque sea de vez en cuando, para mantener intacta la pasión y las ganas de disfrutar y dar placer mutuo. En este caso hablamos de esa situación que a todos nos gusta que es una ducha con la persona amada. Ahorrar agua y estar desnudos a la vez puede ser un atractivo de lo más agradable. Además, una ducha en pareja puede darte mejor sexo no sólo en el momento del baño, sino después.

Si tu ducha no es demasiado amplia, sabrás lo difícil que es tratar de mantener relaciones sexuales en ella. Pero si tu pareja y tú cabéis perfectamente, seguro que os apetece enjabonaros el uno al otro mientras cae el agua calentita sobre vuestros cuerpos. Esto puede ser un perfecto preliminar para salir de la ducha y estando secos, entregaros a la pasión en el sitio que más os guste. Además, no sólo la ducha sirve para hacer el amor como tal, sino que también podemos tener un sexo alucinante de otro tipo, como puede ser la masturbación mutua, mucho más cómodo con el agua cayendo, o incluso sexo oral.

Una vez que los preliminares han sido más sexys que nunca, será el momento ideal para después tener una maratoniana sesión de sexo que os hará desear que sea el día siguiente para necesitar una ducha tan ‘hot’ como la anterior. Además, otro beneficio de la ducha es que no deja absolutamente nada a la imaginación, y no podemos dejar a un lado aquella sensación de enjabonar, aclarar y acariciar el cuerpo de nuestra pareja en todo su esplendor, sin prisas por llegar a culminar el placer. Tener un tiempo para poder disfrutar de una ducha caliente por dentro y por fuera os asegurará sexo en estado puro para más tarde.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *