Trucos y consejos para besar bien

El bolero al que más versiones se le han hecho en la historia es ‘Bésame Mucho’ de la compositora mexicana Consuelito Velásquez, lo cuál se traduce en que el mundo está repleto de románticos y besucones. Si quieres dar besos inolvidables ‘como si fuera la última vez’, no te pierdas estos consejos.

Los seres humanos tenemos distintas maneras de expresar nuestros sentimientos. Algunos lo hacen con abrazos, sonrisas, gestos, muecas, guiños, pellizcos suaves pero el mejor de todos que nos permite saber si existe química o no con la persona que nos atrae es el beso.

Después de un beso ya no hay marcha atrás, o el tren de la pasión se desenfrena y no puedes contenerte o decides cortar por lo sano y borrar un posible amorío de tu agenda para agregar un amigo nuevo que le puedes presentar a alguien más.

Preparándonos para el encuentro

El camino que recorremos para llegar a un beso, usualmente es largo y un poco accidentado, no sabemos que hacer, que decir y surgen preguntas como ¿Quién tiene que dar el primer paso?, ¿Con o sin saliva?, ¿Masco un chicle antes?, etc.

Primero que nada comencemos por la hidratación de los labios. Los labios secos no se mueven bien así es que es conveniente que tengas a la mano alguna barra hidratante (tanto si eres chico como chica, para ellos existen unas barras especiales que protegen tus labios del frío y que no tienen brillo).

Los labios hidratados se moverán con mayor suavidad y facilidad, resultando más placenteros al tacto y al gusto.

  • Evita el efecto tucán

Para evitar el encuentro nariz con nariz inclina un poco tu cabeza hacia un lado, esto te permitirá dar un beso con mayor facilidad y profundidad.

  • Procura combatir el efecto Big Brother

Anteriormente Big Brother era un concepto que nos remitía al personaje de la novela 1984 de George Orwell, ahora simplemente nos recuerda un programa de realidad, pero la esencia es la misma, se trata de un ojo siempre presente que todo lo observa.

En el caso de los besos el que tu pareja te mire mientras estás dándole gusto a los labios, resulta intimidante (luego ya con el paso de la relación te puede provocar un poco de morbo) así es que mejor cierra los ojos y déjate llevar por las sensaciones.

  • No vayas ‘a saco’

Besar es un arte y lleva su tiempo por lo que es necesario disfrutar el beso poco a poco. El beso francés es con la boca abierta, pero antes de sorprender a tu pareja con el encuentro de sus respectivas papilas gustativas, disfruta de una forma tierna de sus labios muy lentamente, percibe su suavidad, forma y textura.

  • ¿Con o sin lengua?

Obvio lo más cutre es preguntarlo a tu pareja (quedarás pésimo y probablemente te responda que tiene que irse y que te lo hará saber en un sms) así es que debemos agudizar el sentido común y percibir la química que va surgiendo poco a poco. Es el movimiento de tus labios lo que te permitirá descubrir si la respuesta es ‘sí’ o ‘ni lo intentes’, ligeramente puedes rozar con tu lengua sus labios y si te corresponde ya puedes ir a la segura, si se aparta, no debes forzar una situación que puede surgir de forma natural más adelante.

  • ¡A explorar se ha dicho!

La lengua es muy sensible así es que el simple hecho de tocar la lengua de tu pareja será muy estimulante para los dos. No metas demasiado tu lengua dentro de su boca (no se trata de ahogar al otro) sino de jugar suavemente con su lengua.

  • Cero prisas

Recuerda que nadie te está persiguiendo y que un beso es como un paréntesis en el que el mundo se detiene y tus cinco sentidos deben estar adentrados en la experiencia de besar. Para disfrutar un beso francés lo mejor es saborearlo como los buenos vinos, lentamente y degustando a cada paso.

  • La creatividad es la clave

La rutina es nuestra enemiga cotidiana, en la cocina, en la cama, en el trabajo y en el arte de besar también así es que incorpora nuevas técnicas puedes probar besar con un hielo a tu pareja, algunas veces besos profundos, otras suaves, presta más atención a los labios o a la lengua.

Ve conociendo a tu pareja y ¡A complacerse se ha dicho!

  • ¿Qué me dice con sus besos?

Debemos procurar estar alertas a los mensajes que nos manda el resto del cuerpo de nuestra pareja, si da un paso atrás o mueve la cabeza es evidente que no quiere un beso o que hubo algo que no le resultó muy placentero. Si te atrae hacia su cuerpo quiere decir que has dado en el clavo.

  • La práctica hace al maestro

Como todo arte el besar requiere práctica. Lo harás mejor cuanto más beses. El hecho de besar a una pareja estable no tiene porqué ser aburrido, monótono o repetitivo, procura que cada beso conserve la magia del primero.

  • Consejos de respiración

En la web de euroresidentes nos recuerdan algunos tópicos que debemos considerar:

Respirar bien. Es un error no tratar de respirar. Si respiras normalmente podrás relajarte más, disfrutar y hacer disfrutar más. Respira a través de la nariz y mantén un ritmo normal.

Refresca tu aliento. No puedes tener mal aliento cuando vas a besar. Recuerda que el beso francés tu boca estará abierta, por tanto cuida de tener un buen aliento fresco. Practica la higiene dental diaria, lleva pastillas o chicle de menta. Evita comidas que dejen sabor fuerte o residuos (ajo, cebollas, leche)

Duración del beso. No hay reglas que digan lo que debe durar un beso. Si no te sientes confortable con el beso, córtalo; de los contrario, si lo estás disfrutando trata de compartirlo hasta un final común. Es mejor separarse a la vez.

Usar las manos. Las manos son importantes, pueden hacer un beso más romántico. Puedes coger suavemente su cara, sus mejillas, su cuello, su pelo, abrazar su cuerpo, coger sus manos, pero intenta hacer algo, de lo contrario no te meterás dentro del beso. Las manos pueden ayudar mucho.

Hablar de ello. No te cortes, habla con tu pareja de esto. Comenta lo que te gusta y lo que no.

La técnica es sólo una parte. Esto es muy importante. Besar no es sólo una cuestión de ‘técnica’. Si te gusta una persona que te hace florecer los más bellos sentimientos el beso más espontáneo y torpe puede convertirse en el beso más bello, en el mejor beso. Sólo una pareja que para ti es especial puede hacer un beso mágico.

La higiene buco-dental es fundamental así es que visita a tu dentista regularmente para que te hagan una limpieza y revisión. Exfolia tus labios al menos una vez al mes para mantenerlos suaves e hidratados.

Ahora sí podrás besar y recuerda los consejos de Consuelito Velásquez ‘… quiero tenerte muy cerca, mirarme en tus ojos, verte junto a mí. Piensa que tal vez mañana yo ya estaré lejos, muy lejos de aquí. Bésame, Bésame muuucho… ‘.

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *