TODO lo que debes saber sobre el sexo oral: posturas, técnicas, juguetes,…

Mujer en lenceria sentada y fumando un puro

La boca es una de las partes del cuerpo más sensuales, sensible a cualquier acercamiento y fuente de placer. En el sexo, los labios y la lengua juegan un papel muy importante, ¿crees saberlo todo sobre el ? ¡Ponte a prueba!

El sexo oral es una de las prácticas favoritas entre las parejas. Y es que después del misionero y el “perrito”, el famoso “69″ es una de las posturas más excitantes. Sin embargo, hay muchas otras posturas para poder disfrutar del sexo oral sin necesidad de hacer un curso de contorsionismo.

El 33% de los españoles piensa que el buen sexo oral se hace usando las manos y la boca a la vez, pero ¿qué pasa si añadimos un extra de placer con una lengua vibradora o un lubricante con sabor a frutas? Si quieres ponerte al día en materia sexual… ¡atenta!

Consejos para un buen sexo oral:

No te cortes
Cuando hay sexo de por medio, no debes tener vergüenza. Si te apetece tener sexo oral, díselo, él no es adivino. Se recomienda no ser modosita sino ir directa al grano y una vez entrada en materia, decirle a tu chico lo que realmente te apetece que te haga… ¿te atreverás?

Rétale y ponlo a prueba
A los chicos les pone mucho que su chica los ponga a prueba. Ellos de por sí, son muy competitivos, así que si quieres excitarlo que tal algo como… ‘¿A qué no eres capaz de provocarme un orgasmo sin manos?’.

Márcale el camino
A los chicos les pone que seas tú quien lleve la voz cantante. A veces temen que su chica

¿Quieres saber más…?

Zonas calientes de la anatomía femenina

El clítoris

Es el único órgano de la anatomía humana cuya única función es la de dar placer. Por lo tanto, es el punto perfecto para las estimulaciones de todo tipo. Susensibilidad varía según la mujer y también las preferencias a la hora de acariciarlo.

Una zona desconocida es la raíz del clítoris, que remonta hasta la parte delantera del hueso púbico. Si se estimula con un ritmo muy marcado, la mujer puede llegar al orgasmo.

Los labios menores

Cuando la mujer está excitada, los labios menores aumentan de tamaño y forman una especie de embudo en la entrada de la vagina. Se suelen besar menos que los labios de la boca, y eso que los vaginales procuran mucho más placer.

La entrada de la vagina

Con la boca se puede estimular la apertura de la vagina y la lengua profundizar un poco más las caricias. Las zonas más sensibles de la vagina se encuentran en la entrada, así que ¡el juego está servido!

Los pechos

Masajear los pechos es todo un arte, hay que encontrar la medida justa entre pasión y ternura. Estimular los pezones, lamerlos, pellizcarlos,… puede ser extremadamente excitante para la mujer. El éxito de estas caricias está asegurado, pues al chupar los pezones se provoca la secreción de ocitocina, la hormona del orgasmo.

La cara interna de los muslos

las caricias más placenteras son las que empiezan en la parte exterior del muslo y se deslizan hacia el interior, rozando el pubis. Comenzar la sesión de sexo oral con besos y caricias en la cara interna de los muslos es una buena técnica. La clave está en aumentar progresivamente la excitación y la tensión hasta llegar a zonas más calientes.

Puntos calientes en masculino

Los pezones

Son una zona muy olvidada de la anatomía masculina y es una pena porque es un punto muy sensible. La excitación manual es muy efectiva, pero si quieres que se derrita de placer lo mejor es utilizar la lengua. Succiona con relativa fuerza, pero suave.

El escroto

Es la piel que rodea los testñiculos y sus sensibilidad depende del hombre. Mientras que algunos adoran las caricias y besos en esta zona otros permanecen impasibles.

El perineo

Es la zona situada entre la parte posterior del pene y el ano. Es uno de los puntos más sensibles a la estimulación, por lo que las caricias y besos en esta zona suelen ser muy apreciados. Para aumentar el placer puedes acariciar el pene mientras tu lengua se entrega a la estimulación del perineo.

El ano y sus alrededores

Es otra de las zonas olvidadas del cuerpo del hombre. Para poder estimularla es necesaria una buen higiene.

El glande

Es el corpúsculo de placer en la anatomía masculina. Es preferente estimularlo con ayuda de lubricantes, pues es una zona muy sensible. Si utilizas tu boca, ¡cuidado con los dientes!

¿Quieres saber más…? Todas sus zonas erógenas.

Juguetes para el sexo oral, ¡empieza la diversión!

Tongue Joy es un pequeño vibrador que se coloca en la lengua mediante unas arandelas de silicona. Su función es bastante evidente…

Los que tengan la lengua perforada, pueden encontrar un juguete que consiste en una barra de acero quirúrgico para acoplar al vibrador, ¡toda una experiencia para el cuerpo!

TODO lo que debes saber sobre el sexo oral: posturas, técnicas, juguetes,...%Vibrador para la lengua de . 43.00 euros

Se acabó lo de depender de otra persona para tener sexo oral. La lengua vibradora es un estimulador recubierto de un material llamado ciberpiel que imita la piel humana. Tiene tres velocidades de vibración para que cada una se tome el tiempo que necesite.

TODO lo que debes saber sobre el sexo oral: posturas, técnicas, juguetes,...%Para potenciar las sensaciones, aplica un poco de lubricante en la lengua vibradora. La encontrarás en Los Placeres de Lola por 90 euros

¿Quieres seguir jugando?

Posturas para disfrutar del sexo oral

El misionero del sexo oral:
Es la clásica postura en la que ella se tumba sobre su espalda y él se tumba encima, pero con algunas variaciones.
Es recomendable poner cojines debajo del trasero para elevar la pelvis y facilitar el contacto sexual.
Juntar las piernas y flexionalras echándolas hacia atrás para que la lo pueda hacer por debajo.
Poner los pies sobre los hombros de la otra persona.
Pídele a tu pareja que levante tus caderas,e l placer es más intenso porque se ejerce más presión sobre los genitales.

De pie:
Es una postura cómoda y placentera. Resulta excitante ver a tu pareja de rodillas en el suelo dispuesta a dártelo todo sin rechistar.

En una silla:
No importa la superficie sobre la que estés apoyada, lo fundamental es estar sentada. Es una postura muy sexy porque tu cuerpo queda totalmente expuesto a tu chico. Las piernas pueden estar abiertas de par en par apoyadas en el suelo o puedes plegarlas sobre tu pecho, haciendo que tu sexo quede totalmente a la vista.

De lado:
Tendida sobre la cama, utiliza una pierna como almohada para que apoye su cabeza mientras su lengua se aproxima a tus labios (los de abajo, está claro). Pues dejar caer la otra pierna sobre su cabeza o flexionarla sobre la cama.

El 69:
No podía faltar la postura oral por excelencia. Lo bueno del 69 es que ambos disfrutáis de dos placeres a la vez: saborear y ser saboreados. Pero ¡ojo! corres el riesgo de centrarte sólo el tu placer y dejar al otro a medias.

Más posturas…