¿Tímida e inocente? ¡Deja los complejos fuera de la cama!

En ningún momento queremos que cambies tu personalidad. Tampoco queremos que dejes de mostrarte así de dulce como eres, sea el momento que sea. Pero, hemos estado pensando y tal vez lo que necesites para que tu chico te tome más en serio sea un impulso de tus competencias de fuerza. Nos explicamos mejor, ¿quieres darle una lección a tu novio de lo muy capaz y de lo mucho que te atreves a jugar en la cama?

Pues deberás dejar atrás esa imagen de niña dulce, sincera y débil con la que a veces él te ve. No es porque así lo sea, sino por el cariño que te tiene. Es la costumbre. Te trata como a la niña de tus ojos, te protege y te quiere. Pero tú te mueres de ganas de que te vea como toda una leona. Estás cansada de solo despertar sentimientos de dulzura en él. Lo que quieres es darle un atracón de placer.

Pero, por mucho que lo quieras, debes trabajar mucho en ello. Te explicamos por qué. Si hasta ahora no te has decidido por dar tú misma y tú solita el empujoncito en la cama y hacer arder de calor y fuego toda la habitación es por alguna razón. Las mujeres somos muy pasionales. Y las reacciones naturales son de pasión extrema.

Lo que les ocurre a muchas chicas es que no terminan de dejarse llevar. Y esto siempre tiene un motivo determinado. ¿Cuál podría ser el tuyo? La mayoría de los por qués son complejos. No tienen que ser físicos, ni psicológicos. No tienen por qué ser algo muy definido. Pero créenos, tener, los tienes. Por algún motivo en concreto no disfrutas del todo en la cama, algo que te hace estar muy agobiada y no deja soltarte totalmente.

La consecuencia de ello es que no notas que él se lo esté pasando bien. Pero tranquila porque ellos siempre que hay práctica sexual y termina en excitación masculina se lo pasan en bomba. Lo que sí es verdad es que disfrutan más cuando nos ven a Nosotras gritar y gozar del momento. ¿Sabes cuál debe ser tu objetivo? Pasar de la tímida e inocente a la apasionada y sensual.

Ejercicios de confianza contigo misma y con tu cuerpo te irán de perlas para sentirte a gusto, si es porque te da algo de vergüenza estar desnuda. Del mismo modo, si te sientes menos porque no eres demasiado experimentada en la cama, puedes optar por leer, leer y leer libros y más libros para conocer todos los secretos que esconde el sexo. Y, en tercer lugar, si lo que necesitas es un impulso, reflexiona en la originalidad de tus relaciones. ¡Imaginación hasta entre sábanas!

Imagen: Oysho.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *