Técnicas sexuales con el pie como fetiche

No es ningún secreto que para muchas personas los pies son un fetiche, o lo que es lo mismo: una fuente de excitación. No todo el mundo lo acepta, ya que puede dar vergüenza en algunos casos debido a que hay gente que aún lo considera una rareza. Pero para los fetichistas de pies las extremidades inferiores constituyen un deseo sexual.

Como define la Real Academia Española el fetichismo es una “desviación sexual que consiste en fijar alguna parte del cuerpo humano o alguna prenda relacionada con él como objeto de la excitación y el deseo”. Si decimos que los pies constan de 33 articulaciones, un centenar de músculos y 26 huesos, quizás empecemos a ver por qué para muchos es un centro de placer.

sex

Los seguidores de esta técnica son generalmente hombres que tienen como fetiche o objeto sexual el pie femenino y sienten especial atracción por los zapatos de tacón alto. Les pueden gustar tanto los pies con olor natural como aquellos repletos de sudor que tienen un olor más fuerte.

Para todos aquellos que queráis iniciaros o que sintáis curiosidad, os informamos de que hay distintas técnicas a practicar. La más típica y sencilla es el masaje, pero después también encontramos el “foot-worship” o la adoración del pie, una técnica muy valiosa para los fetichistas que consiste en besar, olor, lamer o chupar los pies de una persona, generando una gran excitación sexual.

fetiche
Otra opción es el “trampling”, en esta técnica el sujeto debe estar tumbado mientras la otra persona se sube encima. O también existe la posibilidad de comer de los pies, una técnica muy deseada para los fetichistas; el hecho de pisar algo con el pie y lamer hasta que no quede nada.
Cuando ya se tiene una cierta destreza con los pies, y se es capaz de no realizar movimientos bruscos, otra técnica a practicar es el “footjob“, que se basa en masturbar con los pies, aunque hay que ir con cuidado y realizar los movimientos de manera suave.

Imágenes: lalunadearola, festinfo, cadenaser

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *