Sexo ¿quién dijo que lo clásico es aburrido?

Sabemos que en la variedad está el gusto y que explorar es parte importante de la intimidad, pero eso no quiere decir que lo de siempre ya no sea seductor. En Nosotras te damos algunas sugerencias para sacarle partido a lo clásico y ¡volverlo loco!

Está claro que probar cosas nuevas es siempre una buena idea además de ser la excusa perfecta para salir de la monotonía. Pero los clásicos tienen un encanto que los convierte justamente en eso: en clásicos, y es que siempre podemos volver a ellos ya agregarle un toque picante.

En el misionero además de tener el cuello y la boca de tu chico para besarlos hasta más no poder puedes, por ejemplo, decirle frases calientes al oído, contarle todo lo que quieres que te haga o lo que estás dispuesta a hacerle. Esto sin duda lo pondrá a mil mientras ambos disfrutan. Y por qué no probar rodeándolo con tus piernas e impulsando su cuerpo aún más hacia ti, y si quieres aumentar la sensación de placer sube tus piernas a sus hombros y descubre un misionero moderno y delicioso.

Las chicas arriba resulta ser una postura deliciosa, pero también clásica. Lleva el control de los movimientos y muéstrale cuánto te gusta jugar tocando tus senos, estamos seguras que para él verte con ese poder de decisión y esas ganas de alcanzar el clímax será demasiado.

Y la postura de la cuchara, ambos de lado, él detrás tu adelante, es uno de los más deliciosos clásicos del sexo y una posición perfecta cuando ambos están despertando. Tierna, cariñosa pero a la vez pasional permite que invites a tu chico a jugar con tus senos y clítoris durante el acto.

Anímate a darle un toque de seducción y erotismo a estos clásicos y conviértelos en una experiencia divertida y nueva en cada encuentro.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *