Sexo: ¡Fantasías sexuales de cuento!

Sexo: ¡Fantasías sexuales de cuento!

¿Recordáis aquellos queridos momentos antes de dormir de pequeñas? ¿Cuando vuestra madres os leía un cuento para coger el sueño? ¡Te enseñamos a superar la nostalgia reviviendo los cuentos… sexuales!

Siempre os habéis considerado unas chicas risueñas, alegres y soñadoras… Soñábais tanto cuando eráis pequeñas que imaginábais que érais las propias protagonistas de vuestros cuentos preferidos. ¿Nos equivocamos?

Después pasó el tiempo y te dio por crecer. ¿Por qué tendremos que madurar…? Olvídate de eso y vuelve a tu época más juvenil, vuelve a los cuentos, a las hadas, a los príncipes y a los malvados… ¡Pero vuelve de la forma más tórrida posible!

Ahora también podrás ser la protagonista de tus cuentos. Ahora tus imaginaciones podrán hacerse realidad. Tu príncipe no estará muy lejos. ¡Estará en la misma cama! Y tus sueños serán placenteramente cumplidos.

¿Cómo? Utilizando las historias de los cuentos como . Adquiriendo los rolesmás inocentes para ser salvadas por un imponente príncipe azul. O portándote muy, muy mal para que el lobo te coma enterita. O ser como la mismísima Gretel y comerse todo lo dulce que encuentres en la cama… O soplar demasiado, y no necesariamente una casa, como en los tres cerditos…

¿Quién será tu chico? ¿Será el lobo, será el sapo, será el malvado brujo o será el adorable príncipe? ¿Y tú, prefieres ser buena o mala? ¿Quieres portarte bien o lo peor que puedas? ¿Te mereces un beso o un castigo? ¿Y él, se merece que estés a sus órdenes o que él esté a las tuyas?

¿Nos vas pillando? No significa llegar a rozar la ridiculez, sino reírte un rato con tu chico y recordar aquellos días tan felices… ¡También ahora! Recordar las historias más infantiles y hacerlas realidad. Vosotros mismo decidís pero os aseguramos que os aportará mucho morbo en la cama. Y además, si os disfrazáis… ¡todavía más!

Hasta ahora te habíamos dado muchas ideas para cumplir vuestras fantasías sexuales… Ahora no queremos que cumpláis esas que tenéis, sino que incorporéis más fantasías a vuestra lista… ¡Y queremos que las encuentres en los personajes más queridos de tu niñez! A vivir en primera persona todo lo que ocurría en los reinos de hadas… ¡pero sin salir de la cama!