Sex&Love: erotismo telefónico, sus ventajas e inconvenientes

¿Es tan excitante el sexo telefónico como dicen o está mitificado? ¿Puede influir en las relaciones sexuales cuerpo a cuerpo? Analizamos el tema.

Hay un capítulo de “Sexo en Nueva York” en el que Carrie recibe llamadas nocturnas de Big, que ya no está en la ciudad. Esas llamadas son –como no podría ser de otra manera- eróticas pero aunque ella tiene otra pareja, sigue practicando esas conversaciones porque no las considera infidelidad.

¿Es el sexo telefónico tan legítimo como una relación sexual al uso? ¿Son raras este tipo de prácticas? ¿Tengo que asustarme si a mi novio lo que más le pone es que le susurre burradas al oído vía telefónica? ¿Y si a la que le gusta es a mí? ¿Debería de preocuparme?

Bien, vayamos por puntos. Lo primero –primerísimo- de todo es dejar clara una cosa: en la sexualidad no hay nada que sea raro o normal ¿Quién ha definido la normalidad? ¿Quién decide qué está permitido y qué no? Mientras los implicados en la actividad estén de acuerdo y en igualdad de condiciones (obviamente, las situaciones de abuso no están contempladas en esta normalidad) no debería de haber ningún problema para que ambos explorasen sus límites.

Partiendo de esa base, no deberías de asustarte por casi nada mientras estés de acuerdo. Si a tu novio le gusta que le llames por teléfono y le digas lo mucho que te pone verle hacer abdominales, pues adelante. A continuación una pequeña lista con las ventajas de esta práctica:

Os ayuda a conoceros mejor: sí, puede que pienses que quizás profundizáseis más el uno en el otro tomándoos un café pero seguramente en esa situación no os contaríais qué es lo que más os gusta en la cama. A través del teléfono no os véis las caras y es más fácil desinhibirse.

Desarrolláis la imaginación: y la relación corre menos riesgos de estancarse. Uno de los problemas de las parejas de larga duración es que pueden caer en el aburrimiento. Probando nuevas actividades (sexuales) favorecéis la buena marcha de la pareja.

Sacáis nuevas ideas para practicar en la cama: entre las fantasías que se os ocurran por teléfono habrá alguna que podréis practicar después cuerpo a cuerpo. O todas ¿Por qué no?

Es una buena manera de combatir la distancia: si no vivís juntos o incluso estáis en ciudades diferentes es una gran manera de conservar la pasión en la relación. Posiblemente os gustase más estar juntos, pero como solución temporal no está nada mal.

Inconvenientes:

La factura de teléfono: consulta las ofertas de tarifa plana de tu operadora de telefonía, las sesiones de sexo telefónico pueden durar mucho tiempo.

Tienes que tener una mano ocupada con el teléfono: o usar el manos libres, aunque no siempre se escucha del todo bien.

Imagen de Chantelle.

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *