¿Sabes comunicarte con tu pareja? Claves para conseguirlo

Consejos para lograr la comunicación

Entre tu pareja y tú ¿existe verdadera comunicación? Una cosa es que habléis mucho y otra que verdaderamente lleguéis a comunicaros. Analizamos el tema y te damos una serie de claves a seguir.

En ocasiones, por mucho que nos esforcemos en hablar o intentar que la otra persona hable con eso no conseguimos establecer una comunicación. Para que esto ocurra tenemos que lograr transmitir nuestros sentimientos o intenciones a la otra persona y viceversa y en ese proceso no sólo influyen las palabras.

Un gran problema entre los miembros de las parejas es que no consiguen establecer esa comunicación. Las palabras se malinterpretan y enseguida se cae en la discusión, sin escuchar a la otra persona. O se callan las cosas para no molestar a al otra persona pero a la vez causando su propio malestar y al final todo acaba saliendo a la luz, pero de manera más violenta y peor.

Para llegar a comunicarte con pareja tenéis que establecer unas claves, que hagan que se genere confianza entre ambos y que os permitan expresaros entre vosotros con libertad. No olvides que no todas las personas tienen la misma facilidad para expresarse que otras, así que si a tu interlocutor le cuesta no le presiones: echa mano de tu paciencia e intentar comprender lo que intenta decirte.

Para que la comunicación alcance el objetivo deseado es importante que:

-Aunque haya silencios, no quiere decir que no os comuniquéis. El lenguaje gestual también transmite emociones, que son una parte muy importante de la comunicación en pareja. A veces una mirada dice más que mil palabras, no lo olvides.

-Escúchale. No le cortes, no le interrumpas, no te enfades con él antes de que termine de explicarse. Si no, acabará por no contarte nada.

-No estés a la defensiva. Si estás esperando constantemente a que te diga algo que te moleste, al final te lo acabará diciendo. Estar esperando a encontrar el fallo no es lo más positivo, obviamente, ni la mejor actitud para comunicarse y entender al otro.

-Se sincera, habla de manera directa y evita la ironía y los dobles sentidos. Quieres comunicarte, no acabar discutiendo. Explícale las cosas de manera calmada, con pausa y un tono suave, que no se sienta atacado tampoco.

-Discutir no es el fin del mundo. Si en un determinado momento la discusión se agita y acabáis discutiendo tampoco es el fin del mundo. Deciros lo que tengáis que deciros y después, respirad hondo y tranquilizaros.

Imagen de “Qué les pasa a los hombres”