Relaciones tóxicas: Aprende a reconocerlas

relaciontoxica

Lamentablemente las relaciones tóxicas existen, y no solo de pareja, aunque en este tipo de vínculos es donde más se manifiestan y son más frecuentes. El control y la manipulación, así como las discusiones suelen ser solo algunas de sus características. Te invitamos a conocer más sobre este tipo de vínculos enfermizos para saber reconocerlos y ponerles fin.

Falta de comunicación y narcisismo

En las relaciones tóxicas alguna de las dos personas evita la comunicación real y su mundo tiende a girar en torno a sí misma. Siempre primará su “yo” y el mantener conversaciones con ellos es algo realmente difícil, por no decir, casi imposible.

Control y celos irracionales

Las relaciones tóxicas se basan en el controlar al otro y en los celos irracionales. Una de las personas -la tóxica- se vuelve posesiva y obsesiva, hasta llegar a una conducta totalmente enfermiza. En el caso de una pareja, buscará distanciar al otro de sus amigos o inclusos familiares, y tener la “exclusividad”. Incluso inventará infidelidades o situaciones de tu parte que son irreales.

toxica

Victimización y falta de empatía

Estas son otras dos características frecuentes de las relaciones tóxicas: cuando se encuentran en medio de una discusión, siempre buscarán salirse con la suya, se victimizarán y culparán siempre al otro. Además, no tienen empatía, es decir, no saben ponerse en el lugar del otro.

Manipulación

De todo lo anterior, se puede deducir que les encanta manipular al otro a través de todas las formas posibles. Por lo general, tienden a acercarse a personalidades débiles, a las que puedan manejar con facilidad. Dentro de sus “víctimas” predilectas se encuentran las personas con baja autoestima y que suelen ser dependientes. Mucha atención si te obligan a hacer algo en contra de tu voluntad, sea lo que sea. Son personas abusivas, y este es uno de los síntomas más graves de toxicidad.

Menosprecian

A veces utilizan su humor o sarcasmo para menospreciar a la otra persona, humillarla y las, más de las veces, dejarla mal parada frente a terceros. Sus “bromas” hieren y no tienen, en realidad, nada de divertidas.

Reconoce una relación tóxica

Para reconocer una relación de esta naturaleza, será necesario que te detengas y evalúes si tú has cambiado, si te has visto forzado -o lo has hecho, casi, sin darte cuenta- a cambiar tus conductas y comportamientos, si te has alejado de otras personas y si te has vuelto más introvertido y tu mundo ahora gira en torno a esa relación en particular.

Evalúa tus sentimientos y ve qué sientes cuando estás cerca de esta persona, si te cansa y sientes que te quita la energía, que te desgasta, entonces por seguro estás con una persona tóxica. Si lo has detectado, entonces sé fuerte y termina con ese vínculo, nada positivo sacarás de él, por el contrario, te puede enfermar y, literalmente, acabar mal. Aléjate a tiempo. Quiérete. Valórate.

Imágenes: zonacitas.com

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>