¿Quieres tener un súper orgasmo?… ¡Entérate de lo qué tienes que comer!

tonyduran.net

¿Llegas fácilmente al orgasmo?, ¿a penas sabes lo que es?… no te preocupes, tu vida sexual va a dar un giro de 360º con esta orgásmica.

¿Chocolate?, ¿pasta?, ¿frutas?… no te rompas más la cabeza. Disfrutar de un sexo placentero no es cuestión de suerte. Aprende como poder disfrutar de esos orgasmos que creías que solo existían en las películas a través de una dieta que te va a resultar muy placentera. Coge papel y lápiz y anota estas recomendaciones que hace Marrena Lindberg, una especialista autora del estimulante libro ‘La dieta orgásmica’ para caldear cualquier dormitorio y para que la pasión dure y dure…

¿Sabías que se puede llegar al clímax más fácilmente solo con practicar gimnasia sexual y siguiendo una dieta que revitaliza el placer sexual? Atenta y sigue leyendo…

¿Qué comer?

Según, Marrena Lindberg, olvídate de la cafeína y ciertos carbohidratos. Incorpora en tu alimentación ciertas cantidades orgásmicas de:

Proteínas: huevos, pescados, legumbres y carnes. Ayudan a levantar los niveles de testosterona.
Ácidos grasos omega 3: pescado azul
Chocolate negro
Carbohidratos:
la pasta y los arroces integrales son los más recomendables.
Vitaminas: las frutas y verduras te ayudarán a controlar tu nivel de serotonina.

Gimnasia sexual: pásate a los ejercicios Kegel

Los ejercicios de Kegel sirven para entrenar los músculos vaginales. A partir de ahora, incorpora la gimnasia íntima en tu tabla de ejercicios. Con ella no solo aprenderás que con unos sencillos movimientos de tensión y relajación de los músculos vaginales conseguirás orgasmos más duraderos, sino que serás capaz de sorprender a tu con sensaciones exquisitas que le harán perder la cabeza.

¿cómo hacerlo?…

No te creas que sean ejercicios complicados. Los ejercicios Kegel son tan sencillos como contraer y relajar los músculos pubococcígero durante unos segundos. Es decir, como si te estuvieras aguantando la orina ¿Fácil verdad?

Además, esta gimnasia no se nota, así que practícala cada día donde quieras. En el coche, en el autobús, en la oficina, durante la siesta o viendo la tele… Lo importante es que se convierta en una rutina para ti. Con tres series de 30 repeticiones al día tendrás suficiente.

Más sobre: alimentacion | dieta | pareja |