¿Quién dijo que el sexo disminuye en invierno?

Seguro que si salimos a la calle y preguntamos a todo el mundo de qué manera pueden provocar o se les provoca la tensión sexual, la mayoría responde que de forma visual. Aquello que ven, es lo primero en despertar la tensión sexual y suele ocurrir siempre en verano, cuando las altas temperaturas invitan a salir a la calle con menos ropa. Pero claro, ahora que llega el invierno y que por razones más que lógicas no podemos ir por la calle enseñando piernas, es necesario que nos busquemos formas de provocar esa tensión sexual.

Como en todos los ámbitos de nuestra vida, a la hora de provocar y aumentar la tensión sexual durante el invierno, nuestra imaginación juega un papel muy importante. Basta en que pensemos en esas cosas que nos gustaría que nos hicieran a Nosotras para experimentarlas con nuestra pareja. Por ejemplo, podemos emplear el viejo truco de ver una película en casa una noche cualquiera, en la que ambos nos tapamos con una manta. Lo mejor es que la película sea de terror, así nos acercaremos a nuestra pareja cuando tengamos miedo, y podremos comenzar nuestro juego de seducción bajo la manta. Si tenemos chimenea, no hay nada mejor que poner en práctica esta táctica tan antigua a la luz de la hoguera. 

sexo-invierno3

También podemos preparar una cena romántica a la luz de las velas, en la que podemos incluir elementos eróticos y/ o afrodisíacos. No hay nada mejor como una copa de champán y unas fresas con nata y chocolate para despertar nuestro apetito y nuestra tensión sexual. Además, ese juego de champán y fresas también podemos seguirlo en otras partes de la casa, como por ejemplo la bañera. No hay nada mejor para aumentar la tensión sexual durante el invierno que regalarle a nuestra pareja un delicioso baño caliente de espuma en el que el objetivo no será precisamente relajarnos.

Imagen: mutualcontigo/diariofemenino

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *