¿Qué perfil de personas practican la lluvia dorada?

La lluvia dorada es una práctica sexual que evidentemente no gusta a todo el mundo. Ni recibirla ni practicarla pero, sin embargo, hay otras personas a las que les da mucho morbo. ¿Qué tipo de perfil tienen estas personas? Lo analizamos. Pues bien este deseo es un tipo de parafília que los expertos encuadran dentro de las prácticas sexuales extremas como pueden ser también el bondage, el sadismo y el masoquismo.

Se trata de una práctica que es común tanto en personas homosexuales como en personas heterosexuales y también pueden ser activos o pasivos, puesto que hay quien obtiene el placer de orinar a su pareja, mientras que a otros lo que les gusta es ser orinados.

lluvia-sexo

A las personas con gusto por la lluvia dorada les suele gustar de orinar en público o ver orinar a alguien, algo que puede llegar a excitarles como cualquier otra práctica sexual, puesto que para ellos es algo muy excitante y placentero.Esta preferencia sexual tiene un significado psicológico. Para los expertos, se remonta a la primera etapa de la infancia, momento en el que los niños sienten un enorme placer al miccionar.

Dentro de esta práctica de la lluvia dorada hay diferentes versiones, desde aquella en la que la pareja mea encima del otro a aquella en la que se intenta persuadir para que el que recibe el pis acabe bebiendoselo. Sin duda alguna, una experiencia quizá demasiado fuerte para muchas personas pero que es una práctica sexual mucho más extendida de lo que se puede llegar a pensar y que, cada vez, está más despojada de tapujos.

Eso sí, es una experiencia sexual en los que los dos han de estar de acuerdo a la hora de hacerla, si tu pareja te lo pide pero tú no estás de acuerdo lo mejor será que hables con él.

Imágenes: tvnotas/gq

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *