¿Qué importancia tiene acudir al ginecólogo regularmente?

El paso de niña a mujer es uno de los grandes pasos que experimenta nuestro metabolismo y nuestro cuerpo, principalmente por los cambios hormonales y físicos, lo que puede tener cierta influencia en nuestro carácter,  sobre todo durante la adolescencia, considerada de manera acertada como la época más “rebelde” de nuestra vida.

Más allá de estos cambios físicos y de humor, debemos poner especial atención en nuestros cambios hormonales, sobre todo a raíz de la aparición de la menstruación. Es en este momento cuando cobra una importancia vital acudir al ginecólogo de manera periódica.

Visitar al ginecólogo de manera anual nos ayuda a prevenir posibles anomalías en nuestro desarrollo durante la adolescencia, así como en nuestros órganos sexuales internos y externos durante toda nuestra madurez.

ginecologo

Gracias a estas consultas con el ginecólogo podremos descubrir posibles anomalías que encontremos en nuestros senos o en nuestros ovarios, los cuales se detectan sobre todo por un dolor excesivo durante la menstruación así como por la irregularidad de la misma sin motivo aparente en el caso de que durante lo largo de nuestra vida hayamos disfrutado de un ciclo menstrual regular.

Otro momento clave para visitar a nuestro ginecólogo es el inicio de las relaciones sexuales con nuestra pareja, ya que en ese momento experimentamos más cambios. Será entonces cuando nuestro ginecólogo haga revisiones periódicas más frecuentes de nuestro cuello uterino y de nuestros órganos sexuales externos para asegurar que todo sigue bien. Por ello debemos concienciarnos de la importancia de asistir a este tipo de consultas periódicas que nos ayudará a tratar posibles problemas desde su inicio.

Imágenes: Pinterest

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *