¿Qué es el pegging?

El pegging es una práctica sexual en la cual la mujer penetra el ano del hombre, con ayuda de un dildo sujeto a un arnés o a su propia vagina. Es una manera diferente de disfrutar del sexo, para algunos es impensable, otros pueden fantasear con la idea y agregar creatividad a su vida sexual.

¿Cómo se practica el pegging?

No sólo se trata de una manera diferente de llegar al orgasmo, sino se intercambian roles ella da, y él recibe.
La mujer se coloca el arnés con un consolador:  Penetra a su chico de forma anal. El placer que obtiene el hombre es múltiple, recordemos que puede estimular la próstata, que produce enorme satisfacción en ellos.
Son importante los juegos previos: Para que ambos existen y se vaya sintiendo cómodos, deben estar relajados para que la relación sea satisfactoria.
Imprescindible el uso del lubricante: Para que el arnés deslice de una forma más agradable y no produzca dolor, la solamente placer.
El pegging es otra forma de disfrutar la sexualidad: Puede representar un gran placer, y la realización de una fantasía sumamente eróticas, claro que ambos deben estar de acuerdo y excitados con la nueva aventura.

Recomendaciones

  • Es importante elegir el arnés y el juguete sexual adecuado, debe ser de tamaño pequeño y delgado con un diseño curvo, para que permita alcanzar la próstata.
  • Lubricar mucho el área y repetir las veces que sea necesario.
  • Realizar los movimientos lentos, de ninguna manera movimientos bruscos, sobre todo si es la primera vez.
  • Relajarse y disfrutar de la nueva experiencia.
  • La postura más recomendada es la del clásico perrito, que otorga mayor control de la penetración, además podéis masturbar a vuestra pareja mientras el juguete erótico cumple con su función de estimulación.
  • Tener en cuenta que es una zona delicada, que requiere un trato especial. Empezando por una buena higiene, y teniendo un buen lubricante para dilatar, porque es una zona muscular que requiere aflojarse.

Estudios recientes demuestran que los orgasmos que experimentan los hombres con esta práctica, son mucho más intensos. ¿Estarías dispuesta a experimentar esta práctica con tu pareja?

Imágenes: Mercado libre, Lelo, Nueva Mujer.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *