Posturas para el sexo oral: rico, rico ¡y con fundamento!




Imagen de Kelly Lind

Sexo oral


La lengua es uno de los órganos más utilizados en el sexo. Saber cómo moverla es tan importante como conocer las zonas y las posturas que favorecen al placer oral. A continuación, te presentamos algunas posturas para que el sexo oral tenga un valor añadido cada vez que lo practiques. ¿Te atreves?

Raquel Traba propone en su manual sexual “Los Placeres de Lola” varias posturas para disfrutar del cómodamente. Como la misma autora dice: “No hay nada comparable a la suave y húmeda caricia de la lengua. Ni los dedos, ni el pene, ni los juguetes. Nada es tan intenso y tan íntimo como la boca”.

Sin necesidad de hacer encuestas, nos aventuramos a afirmar que la gran mayoría prefiere el sexo oral a otras prácticas sexuales como la estimulación manual o el sexo anal. Sin embargo, si tenemos que recurrir a datos objetivos, diremos que el 33% de los españoles piensa que el buen sexo oral se hace usando las manos y la boca a la vez, otro 33% prefiere que sea chupando y deslizando la boca de arriba a abajo, el 29% se decanta por los lametones en el pene y los testículos y a un escaso 5% le gusta rápido y salvaje. (Datos obtenidos de un estudio realizado por Cosmopolitan)

Si quieres añadir un extra al sexo oral, pon en práctica las posturas que favorecen el placer, ¡no podrás resistirte!

El misionero del sexo oral:
Es la clásica postura en la que ella se tumba sobre su espalda y él se tumba encima, pero con algunas variaciones.
Es recomendable poner cojines debajo del trasero para elevar la pelvis y facilitar el contacto sexual.
Juntar las piernas y flexionalras echándolas hacia atrás para que la lo pueda hacer por debajo.
Poner los pies sobre los hombros de la otra persona.
Pídele a tu pareja que levante tus caderas,e l placer es más intenso porque se ejerce más presión sobre los genitales.

De pie:
Es una postura cómoda y placentera. Resulta excitante ver a tu pareja de rodillas en el suelo dispuesta a dártelo todo sin rechistar.

En una silla:
No importa la superficie sobre la que estés apoyada, lo fundamental es estar sentada. Es una postura muy sexy porque tu cuerpo queda totalmente expuesto a tu chico. Las piernas pueden estar abiertas de par en par apoyadas en el suelo o puedes plegarlas sobre tu pecho, haciendo que tu sexo quede totalmente a la vista.

De lado:
Tendida sobre la cama, utiliza una pierna como almohada para que apoye su cabeza mientras su lengua se aproxima a tus labios (los de abajo, está claro). Pues dejar caer la otra pierna sobre su cabeza o flexionarla sobre la cama.

El 69:
No podía faltar la postura oral por excelencia. Lo bueno del 69 es que ambos disfrutáis de dos placeres a la vez: saborear y ser saboreados. Pero ¡ojo! corres el riesgo de centrarte sólo el tu placer y dejar al otro a medias.

Hacerse el muerto:
Es muy excitante dejar el cuerpo totalmente inerte para ser manipulado por otra persona. Quien dé placer oral deberá serparar las piernas y servirse del cuerpo del otro.

La postura del yoga:
Apoya la espalda y el cuello sobre el suelo y a continuación levanta las caderas. Para mantener el equilibrio ayúdate de los brazos, que descansan sobre el suelo, la pared o una silla.

El ángulo de 90º:
Es decir, la máxima apertura de piernas a menos que seas contorsionista. Una planta del pie debe estar en el suelo y la otra apoyada en una pared o un mueble. Gira la pelvis hacia dentro, como si metieras el estómago para querer tocar con el opmbligo la columna. La vulva será más accesible.

Con ropa:
Prueba a hacerlo con una falda y sin ropa interior. Te sentirás tan sexy que te dejarás llevar por el placer.

Ver más…

¿A qué sabe, huele, suena… el sexo? ¡Descúbrelo con el Kamasutra para los 5 sentidos!

Juegos sexuales anticrisis: ÁBRETE a nuevas experiencias

Juguetes para el sexo oral….¡estas Navidades no hay muñecas!



Etiquetas: