¿Por qué muchas mujeres optan por fingir orgasmos?

Sé sincera, ¿cuántas veces has fingido un orgasmo?  Ya sea porque, a tu parecer, estabas tardando demasiado, para complacer a tu pareja o simplemente para acabar un aburrido encuentro sexual, casi seguro que lo has hecho alguna vez.

El Archives of Sexual Behavior quiso investigar acerca de la brecha orgásmica, que supone que los hombres tienen más orgasmos que las mujeres durante las relaciones heterosexuales. El estudio que publicaron concluía que no es real que las mujeres tengan menos capacidad de llegar al orgasmo. ¿Cómo se supo? Porque en la muestra se incluyeron a personas homosexuales y bisexuales, los resultados revelaron que el 88% de las mujeres lesbianas llegan siempre al orgasmo frente al 65% de las  heterosexuales. Entones, ¿qué están haciendo mal los hombres?

Uno de los principales problemas es que el clítoris pasa a un segundo plano en las relaciones sexuales, generalmente se suele estimular únicamente en los preliminares mientras que la realidad es que la gran mayoría de las mujeres llegan al orgasmo a través del clítoris.

En general, se ha establecido un patrón en las relaciones heterosexuales que consiste en unos minutos de preliminares y centrarse en la penetración hasta que el hombre llega al orgasmo. Cuando él eyacula, termina el acto. Por supuesto hay excepciones, pero la brecha orgásmica deriva de lo que generalmente ocurre y por eso es necesario que las reglas cambien.

Hay que posicionar el orgasmo femenino como una prioridad en el coito y enfatizar en la estimulación del clítoris. ¿Sabías que esa pequeña zona concentra 8.000 terminaciones nerviosas? Es por eso que debe dejar de ser un simple preliminar.

Dirty Mind Pleasure Gif By Refinery 29 GIF - Find & Share on GIPHY

Es interesante saber que a pesar de que algunos estudios demuestran que la mujer tarda algo más en llegar al orgasmo, este se ve favorecido por estímulos más allá de los físicos como pueden ser los ambientales -temperatura, entorno- y sonoros.

¿Cómo podemos poner fin a la brecha orgásmica? Te contamos algunos trucos pero no olvides que cada mujer es diferente y es necesario aprender qué le gusta a tu cuerpo.

  • Empezar con la masturbación básica e ir viendo qué es lo que más te excita.
  • El sexo oral no tiene por qué ser un preliminar.
  • Estimularnos el clítoris mientras hay penetración.
  • Libera la mente, los tabúes y el sistema. No te preocupes por estar “perfecta” y céntrate en dar lo mejor de ti misma.
  • Dad la misma importancia a la penetración y a la estimulación del clítoris. ¡Y no dejéis de conversar!

La igualdad orgásmica mejora la relación de pareja y, por tanto, ambos son igual de importantes. Es momento de dejar de fingir y empezar a disfrutar.

Imágenes: Giphy, Wallhaven, Gtres

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *