Píldora anticonceptiva masculina, más cerca de hacerse realidad

Más de medio siglo después de la llegada de la píldora anticonceptiva femenina, que supuso toda una revolución y un símbolo de liberación sexual, estaría cada vez más cerca de hacerse realidad la píldora anticonceptiva masculina, llamada DMAU.

De este modo, habría un gran cambio a nivel social y en lo que a planificación familiar refiere.

Hace años que los investigadores están trabajando en conseguir una píldora anticonceptiva masculina eficaz, que inhiba la producción de espermatozoides, pero con resultados dudosos. Sin embargo, DMAU parece abrir una nueva y esperanzadora puerta. La píldora ha sido desarrollada por los Institutos Nacionales de Salud, en conjunto con el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de los Estados Unidos.

Tal y como la píldora para las mujeres, la actividad de la nueva píldora DMAU consiste en combinar un andrógeno (hormona masculina) como la testosterona, y una progestina; y ha de tomarse una vez al día. Los resultados del estudio se presentaron en este marzo, en la edición número 100 de la reunión anual de la Endocrine Society en Chicago, Illinois.

 

 

El estudio en cuestión contó con la participación de 100 hombres sanos, de edades comprendidas entre los 18 y los 50 años. Los investigadores probaron tres dosis diferentes de DMAU (100, 200 y 400 mg) y dos formulaciones diferentes dentro de las cápsulas. Cada grupo de dosis incluyó a cinco hombres que fueron asignados de manera aleatoria para recibir un placebo activo, y otro grupo más grande de participantes recibió DMAU. Los sujetos tomaron el medicamento o el placebo durante 28 días una vez al día con la comida.

En los hombres que tomaron la dosis más alta de DMAU, de 400 mg, se observó una “marcada supresión” de los niveles de su testosterona y de dos hormonas necesarias en la producción de esperma.

 

 

Efectos secundarios leves

En cuanto a los efectos secundarios, se incluyó un ligero aumento de peso y una reducción de los niveles de colesterol HDA (“bueno”), aunque ambos efectos fueron moderados, según destacaron los investigadores. Además, todos los sujetos pasaron las pruebas de seguridad, incluidos los marcadores de función hepática y renal.

Es importante recordar que los efectos secundarios de las píldoras anticonceptivas femeninas que se encuentran actualmente en el mercado van desde un manchado intermenstrual, náuseas, sensibilidad en las mamas, dolores de cabeza hasta aumento de peso, cambios de humor, reducción de la libido y alteración en el flujo vaginal.

Pese a los leves efectos secundarios encontrados en DMAU, no todos los hombres que iniciaron el estudio decidieron continuar hasta el final: un total de 83 de ellos completaron el estudio, incluyendo muestras de sangre, para pruebas de hormonas y colesterol, en el primer y último día del estudio.

Lo cierto es que la comunidad científica está muy esperanzada en terminar con los estudios necesarios para confirmar, con total seguridad, que DMAU podrá ser utilizada para bloquear de manera efectiva la producción del esperma masculino.

¡Estaremos atentas a futuras novedades!

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *