¿Muy ocupada para el sexo?… ¡Reactiva tu líbido!

Los tiempos modernos saturan las agendas de las mujeres de hoy en día con mil y una actividades como trabajar, estudiar, llevar la casa, practicar algún deporte, ver a los amigos, dedicar tiempo a la familia, resolver problemas propios y ajenos pero ¿Queda espacio y energía para el sexo?

El sexo femenino tiene el privilegio de ser multi funcional ya que desde tiempos muy remotos las mujeres se quedaban en las cuevas, se hacían cargo de la agricultura, de la crianza de los niños y de administrar los recursos para que todos los miembros del clan pudieran alimentarse y vivir en armonía.

Esta capacidad de ocuparte de muchas cosas al mismo tiempo puede impedirte dormir a pierna suelta, relajarte y como el nivel de estrés es muy alto, no te apetece mantener una relación apasionada y tórrida con tu pareja ya que estás utilizando tu energía de reserva y lo único que deseas es que el día siguiente tenga 25 horas para que puedas sacar todos tus pendientes.

De acuerdo a un artículo publilcado en el diario Ottawa Sun, en los años cincuenta las mujeres contaban con una mayor disposición (por sus actividades cotidianas) a mantener viva la llama de la pasión en casa, por lo que ahora te proponemos algunas soluciones para que vivas con la tranquilidad de una mujer del siglo pasado pero disfrutando las ventajas de vivir en el 2009.

Hace muchos años el psicólogo Abraham Maslow propuso una teoría psicológica en la que jerarquiza las necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados.

Basándonos en ella podemos ver que las necesidades fisiológicas son la base de la conducta humana, son las primeras necesidades que instintivamente sentimos el impulso de satisfacer y aunque el sexo se encuentra en esta fase, antes de emprender alguna acción para satisfacer esta parte de tu personalidad necesitas haber satisfecho dos fundamentales: alimentación y descanso.

En Estados Unidos (los reyes de las encuestas) trataron de retratar la realidad de las mujeres de aquel país en relación a las horas de descanso que tienen cada día y sus dificultades para dormir, el 60% de ellas duerme poco o nada, de esta cifra el 67% confesó tener insomnio mientras que el 43% confiesa que el dormir les quita tiempo para otras cosas.

Así es que podemos ir descartando causas¿Duermes y comes bien?

Si has descartado alguna problemática en el nivel de alimentación y descanso pasaremos al siguiente nivel: El Trabajo.

¿Cuántas parejas no conoces que son exitosos, independientes, han progresado económicamente y podrías pensar que su vida es perfecta?

Últimamente se han registrado muchos casos de este tipo de parejas que han recurrido a los servicios de los consultores sentimentales ya que se dan cuenta que cuando permanecen a solas con su pareja o cuando el trabajo se ha ido, por ejemplo, los domingos, se aburren como ostras y no tienen nada qué decirse, por no hablar de su vida sexual la cual es casi nula.

El exceso de trabajo y la preocupación desmedida por el estatus económico conlleva que nos estanquemos en el nivel dos de la pirámide de Maslow y no podamos gozar de una intimidad sexual, por el lado contrario, si estamos atravesando una crisis laboral y no sabemos cómo pagaremos la hipoteca el próximo mes, es lógico que el deseo sexual también se vaya ya que no sabes cómo vas a sobrevivir.

En el blog de sexo de El Mundo nos dicen que el placer, no sólo, pero también el sexual, requiere pocas cosas, quizá poco más que tiempo. No mucho, pero sí una cotidiana disposición activa a concedernos momentos de disfrute. Por lo que será muy reconfortante para tu pareja que cada día se abstraigan un poco de sus deberes, obligaciones y preocupaciones con la finalidad de escucharse, reírse y relajarse juntos como equipo.

Demasiado ocupada dentro y fuera de casa

La mujer nunca descansa ya que dentro del hogar, el responsabilizarse de las labores domésticas, hacer la compra, supervisar que todo funcione bien para no tener que llamar al servicio técnico, etc. implica un gran esfuerzo, todo esto es un trabajo (a pesar de no ser remunerado y no reconocido la mayor parte de las veces), no obstante hay otras que trabajan también fuera de casa, ¿Hay alguna diferencia en la actitud que tienen en el sexo las mujeres que trabajan dentro y las que lo hacen fuera de casa?

De acuerdo a e-magister, existen diferencias entre las actitudes ante el sexo que tienen las mujeres que son amas de casa y las que trabajan fuera de su hogar.

A través de recientes estudios realizados por el Dr. Samuel Janus, Profesor clínico asociado de Medicina y Psiquiatría del Comportamiento, de la Universidad de Virginia (USA), se comprobó que es muy marcada la diferencia entre lo que piensan y cómo actúan con relación al sexo las mujeres que trabajan fuera de su hogar y las amas de casa.

¿Crees que haya mucha diferencia entre ambas?

Diferencias entre la vida sexual de las amas de casa y las mujeres que trabajan fuera del hogar De acuerdo a las investigaciones del Dr. Janus, las mujeres que trabajan son sexualmente mucho más activas que las amas de casa, debido a que están acostumbradas a acometer con más dinamismo sus labores en el competitivo mundo de hoy para poder triunfar, desarrollan un temperamento más agresivo, son más decididas, y le expresan a sus maridos o pareja, sin inhibiciones, qué quieren en la cama y cómo lo desean.

El estudio agrega que las amas de casa sienten mucha ansiedad a la hora de hacer el amor, porque se preocupan más por satisfacer sexualmente al marido, con tendencia a sentirse insatisfechas ellas, considerando más importante el disfrute de su pareja, son menos propensas a la espontaneidad sexual, son más tradicionales y tienen más en cuenta las creencias religiosas a la hora de actuar en su vida íntima.

Las mujeres que trabajan fuera de casa no necesariamente tienen que casarse para ser felices, mientras que la felicidad para las que permanecen en el hogar gira en torno del matrimonio y de la familia.

Trabajes dentro o fuera de casa todas las mujeres enfrentan un enemigo común: el estrés.

El estrés afecta la vida sexual de todas

En la web de terra nos explican que para que los seres humanos podamos tener una vida sexual plena existen tres factores fundamentales: salud física, tranquilidad emocional y que todos los sentidos y la atención estén en función de la pareja. Si mantienes elevados niveles de preocupación y ansiedad, tu intimidad se verá afectada por lo que tu capacidad de respuesta sexual diminuirá.

Cuando el estrés está presente en la mujer, se alteran todos los mecanismos de respuesta sexual. Los sentidos están atentos a otras situaciones. No existe la capacidad de aislarse de las situaciones externas o que le preocupan para dar lugar y espacio a la relación de pareja.

¿Cómo guardar energía durante el día para organizar una fiesta privada con tu pareja al llegar a casa?

Consejos para ponerle remedio a la situación

Es importante que descartes cualquier posible anomalía en el aspecto fiosiológico y que evalúes si solamente eres tú quien carece de tiempo o también es por parte de tu pareja.

Tómate tu tiempo

Recuerda que aunque sientas que necesitas resolver el mundo en un día, las cosas llevan su tiempo y si sigues viviendo en un estrés permanente tu salud te pasará factura tarde o temprano por lo que es muy saludable que establezcas tu rutina de descanso haciendo lo que quieras, lee, escucha música, canta y después que te encuentres más relajada puede que te apetezca cerrar la noche con broche de oro.

Haz ejercicio

Esta es una excelente forma de eliminar el estrés. Mientras corres o haces flexiones puedes descargar toda la energía negativa que te generaron tu jefe o los clientes, estarás muy tranquila cuando llegues a casa y reactivarás tu fuerza interior.

¡Bájale al consumo de café!

En la web de “el aviso” nos recomiendan disminuir el consumo de bebidas con cafeína como los refrescos de cola o con teína, puedes sustituir estas bebidas por zumos, agua y leche.

Hablar sin parar

Por nada del mundo dejes que la comunicación sana e íntima se pierda con tu pareja, haz todo lo posible por rescatarla y confíale que las ocupaciones te están agobiando y que a veces no le dedicas tanta atención al tema sexual como te gustaría pero demuéstrale que estás dispuesta a cambiar eso. Todo es negociar.

Disfruta de tu vida sexual, recuerda que hay tiempo para todo.

Ver Más…

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *