Mordiscos y arañazos durante el sexo ¿por qué nos gustan?

Los mordiscos suaves y los arañazos son una práctica sexual muy común. A algunas personas les excita este tipo de juego, sin llegar al grado de intensidad del sexo sádico.

Mordisquear con suavidad, arañar, ejercer presión con las manos,…estas técnicas suelen ser eróticas y dependiendo de la persona el placer aumenta en función de la intensidad.

En cualquier caso ¿por qué nos gusta que nuestra pareja nos haga daño? Que juegen a darnos una de cal y otra de arena es excitante, pero ¿hasta qué punto?

Los mordiscos son muy importantes en el Kama Sutra y en la tradición india. Desde el mordisco juguetón hasta el que deja señal, ambos son la prueba de una relación intensa y placentera.

Pero hay que tener cuidado con las zonas que se muerden y la presión que se ejerce. Para evitar disgustos, el Kama Sutra detalla toda una serie de técnicas amatorias con el mordisco como protagonista.

¿Las quieres conocer?

Las zonas más sensibles a este tipo de juego son el glande, el tronco del pene, los testículos, el clítoris, los labios y los pezones. Son zonas muy sensibles, pero cada persona tiene sus preferencias. Algo que se debe tener siempre en cuenta es preguntar a tu pareja si le gusta lo que le haces y si puedes hacerlo más fuerte o no.

En el Ananga Ranga, que es un manual de tñecnicas amatorias muy posterior al Kama Sutra, se explica que “la monotonía de la posesión a veces arroja al marido en brazos de mujeres extrañas y a la mujer en los hombres extraños” y que “la monotonía engendra la saciedad y la saciedad el disgusto del coito”.

Como modo para romper esta monotonía, el Ananga Ranga propone alternar los placeres externos con los internos. Entre los primeros se encuentran las caricias producidas por abrazos, mordiscos, besos, arañazos o por el roce suave del cabello. Deben realizarse antes del encuentro sexual y con ellos se intenta estimular el deseo, tanto de él como de ella.

Ya se ve que los mordiscos llevan estimulando al hombre desde hace siglos. Tanto es así que el Kama Sutra se detallan varios tipos de mordisco para que el sexo sea lo más placentero posible. Algunos de ellos son:

  • Mordisco de jabalí. Suele hacerse en el hombro dice el Kama Sutra “El rastro que deja en la piel son como muchas filas de pronunciadas marcas, muy cerca las unas de las otras y con intervalos rojos como las huellas que suelen dejar los jabalíes en el barro”.
  • La nube quebrada. “Consiste en desiguales levantamientos de la piel en círculo, producidos por los espacios que hay entre los dientes”. Este tipo de mordisco debe de hacerse en el pecho.
  • El mordisco hinchado. “Cuando se toma entre los dientes una pequeña cantidad de piel de tal manera que solo queda una marca como un punto rojo”.
  • La línea de puntos. “Cuando esa pequeña porción de piel se muerde con todos los dientes y todos ellos dejan su marca, debe darse en la frente y los muslos”.

¿Te atreves a contarnos tu perversión?

Ver más…

Squirting, ¿has experimentado la eyaculación femenina?

Sexo tántrico para la noche de San Juan: el masaje del Yoni

Nuevas posturas sexuales para vosotros según vuestra personalidad: 5 Nuevas maneras de hacer el amor.

Autor: Ana Pitarch

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *