Mitos sexuales que debes romper: reglas para mujeres liberadas

A veces lo tradicional no es lo mejor y menos cuando se trata de sexo. Abre tu mente a nuevas experiencias.

Con el paso del tiempo, una se va dando cuenta de qué es lo mejor para ella, y no siempre coincide con lo que lleva haciendo toda la vida. Me explico, la experiencia nos dice que el hombre que queremos como padre de nuestros hijos no es ese tipo duro que nos lleva de cabeza y que los tacones de vértigo están bien para lucir palmito, pero en el fondo a todas nos gustaría ir planas a los eventos sociales.

Pues en el sexo pasa exactamente lo mismo. A veces hay que cambiar las reglas del juego para descubrir qué es lo que nos estamos perdiendo ¿te atreves a romper los mitos sexuales?

No seas celosa

A nadie le gusta sentirse controlado en todo momento y no hay nada más agobiante que tener una pareja posesiva.

Confía en él, no actúes como si fuera culpable hasta que demuestre lo contrario, a fin de cuentas, la confianza es la base de la relación. Y si tienes dudas siempre puedes hablar con él, de forma civilizada y sin montar numeritos o dramas estilo culebrón.

Además, todos podemos tener un tonteo inocente, ¿no?

Reflexiona antes de explotar

Hablar es la solución a la mayoría de los problemas, pero escoger el momento adecuado para hacerlo es igual de importante que saber lo que vas a decir.

Discutir en el momento más acalorado no es conveniente, cuando se fuerza un tema se pueden decir cosas sin pensar y de las que os acabaréis arrepintiendo. Por eso, a veces es mejor reposar las cosas una noche y citaros para hablar del problema con más calma.

Utiliza frases como “estoy muy enfadada y necesito tiempo para estar a solas y pensar” o “mañana después del trabajo hablaremos sobre esto”, para que no piense que te estás escaqueando.

Coquetear no es ser infiel

Al contrario de lo que pueda parecer, un tonteo inocente puede revitalizar tu relación. Cuando coqueteas, cuelves a sentirte como en los primeros meses de relación con tu pareja, te ves atractiva y sexy.

Esta actitud y buen rollo se acaba transmitiendo a la relación, recuperando esa chispa que a veces parece que se haya extinguido.

Es normal que de vez en cuando experimentes química psíquica y sexual con otras personas. Sólo porque te sientas atraída por alguien no quiere decir que vaya a suceder nada, así que no tienes por qué sentirte mal.

Toma tú la iniciativa

¿Quién inventó eso de que deben ser los hombres quienes den el primer paso? No pasa absolutamente nada por intentar conseguir lo que quieres, tanto en el terreno amoroso como en cualquier otro.

Aunque algunos hombres se asustan cuando las mujeres tomamos la iniciativa, la mayoría agradece que la conquista sea algo mutuo. Es decir que, mostrar interés está bien, pero si ves que él no se decide…¡mueve ficha!

Ver más…

4 ideas muy eróticas para combatir el síndrome post vacacional… ¡Descubre tu lado más pecador!

Descubre cómo eres en la cama según los arquetipos sexuales: inhibida, apasionada, creativa…

Las zonas secretas del placer… ¡Descubre los puntos más erógenos que aun no has tocado!

Autor: Ana Pitarch

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *