Miedos sexuales: ¿Qué situaciones se nos resisten?




Irina Shayk para Intimissimi

Irina Shayk para Intimissimi

Intimissimi

El sexo ofrece placeres distintos y una gran variedad de formas de conseguirlos. Pero ¿ya has probado todas? ¿Por qué existen ciertas situaciones o posturas de las que huímos? ¿Por qué nos da miedo experimentar? Mencionamos y comentados aquellas prácticas sexuales tabú entre la mayoría de las mujeres.

Todo un clásico es el griego (sexo anal). Es algo que a muchas aterra, ya sea por el miedo al dolor o, simplemente, por pudor. Es una práctica sexual que, así como tiene un público al que se le resiste, también es practicada por muchas parejas. Es un tipo de placer distinto en el que el hombre puede incluso gozar más.

Seguido de ello viene el hacer realidad fantasías sexuales. A muchas no les cuesta vestirse con disfraces sexys aunque, sin embargo, sí que se les resiste meterse en el papel. Hacerse pasar por una enfermera, o por una chacha o polícia es más dificil ya que no deja de ser un juego en el que tú llevas las riendas.

Miedos sexuales: ¿Qué situaciones se nos resisten?%Fotograma de Lucía y el Sexo

El tercer caso es la práctica sexual en lugares públicos. Esto es algo muy excitante y a lo que muchas les gustaría lanzarse pero, claro, a la hora de la verdad no dejas de tener el miedo a poder ser descubierto. Es algo irónico porque realmente el morbo de todo ello es el hecho de poder ser visto, pero a la vez no deja de dar pudor.

No todas son capaces de mantener sexo telefónico con su , así como tampoco se atreven a enviar imágenes sugerentes al más puro estilo Scarlett Johansson. La poca confianza con nuestro chico o marido, la propia vergüenza a fotografiarnos o a masturbarnos y expresar el placer a través de un aparato telefónico hacen que estas dos prácticas sigan siendo un tanto tabúes.

Animarse a utilizar juguetes sexuales también nos da algo de miedo. Ya
sea por nosotras o pensando en la pareja
, nos cuesta introducir
vibradores, aceites y juguetería como esposas o antifaces, a nuestra
practica sexual habitual.

Miedos sexuales: ¿Qué situaciones se nos resisten?%Huevo vibrador con control remoto

Finalmente mantener sexo durante la menstruación sigue costándonos. Para muchas tener la menstruación es sinónimo de abstinencia absoluta. El pudor y las consecuencias que supone tener el período hace que no nos sintamos demasiado cómodas practicando sexo.

Imágenes de: Cinemagia y Nosotras



Etiquetas: