Más novedades sobre el Punto G: algunas mujeres tienen más de uno, ¡te lo contamos y mostramos!

Misión sexual: en busca del punto G

El es una zona muy sensible que se halla en el interior de la vagina y que se corresponde con las raíces del clítoris que rodeando la uretra se introducen profundamente en la musculatura peri vaginal. No todas las mujeres tienen estas raíces situadas del mismo modo y en el mismo sitio. Algunas notan dos lugares sensibles.
Hay más de un punto G. Sí, como lo oyes!

Si consideramos el orificio vaginal la esfera de un reloj y en dirección al ombligo las 12, estos puntos se sitúan a la una o a las once, pero sólo se perciben cuando el clítoris esté erecto, es decir, cuando la excitación femenina ha alcanzado el nivel que se conoce de plataforma y la zona de la vulva esta cargada de sangre y la lubricación vaginal es muy abundante. Por esto en algunas mujeres, esta sensación de excitación va acompañada de unos fuertes deseos de orinar ya que las raíces del clítoris rodean la uretra y pueden estar cerca de la vejiga de la orina. Por ello, la sensación de ganas de orinar desaparece por completo cuando se produce el .


Más novedades sobre el Punto G: algunas mujeres tienen más de uno, ¡te lo contamos y mostramos!%Al estimularlo se consigue vivir una experiencia religiosa. Foto de Getty Image

En algunos casos, no muy frecuentes, la mujer tiene miedo a relajarse en el encuentro erótico, dejarse llevar y excitarse porque teme ‘orinarse’ y, de hecho, algunas mujeres refieren ocasiones en las que estando muy excitadas, en el momento del orgasmo, sienten que emiten bastante líquido que confunden con orina. Sin embargo, es más que posible que no se trate de orina sino de la denominada eyaculación femenina.

Este líquido que se expulsa como consecuencia de la estimulación del punto G no es orina, según han mostrado diversos estudios, sino que tiene una composición similar al semen masculino (aunque obviamente, no contiene espermatozoides).

En los escasos casos en los que la mujer manifiesta emitir un líquido muy abundante durante la estimulación de esta zona (ya sea por la mano o por el pene), es posible que se encuentre cohibida por ello durante el encuentro erótico.

Lo más aconsejable en estos casos es que se cubra la cama con una toalla o dos, y así se evitan preocupaciones relativas a mojar la cama. Lo importante es relajarse…

Gräffenberg, investigador alemán que descubrió esta zona y le da nombre con su inicial, señaló también que la postura más extendida entre los humanos para realizar la penetración, la del misionero, era la menos indicada para que esta zona fuera estimula por el pene. Explicó que con esta postura, la acometida del pene se concentra en el fondo de la vagina y el resto no es estimulado. Él creía que la postura ideal para este tipo de estimulación era la penetración por detrás como lo hacen todos los cuadrúpedos, ya que el ser humano fue diseñado como cuadrúpedo aunque posteriormente empezó a caminar sobre sus pies.

Muchos estudiosos siguieron considerando que la postura cara a cara era exclusivamente humana y por lo tanto “antinatural” pero las últimas investigaciones con primates llamados bonobos nos han desvelado que ellos también usan la penetración cara a cara y que las hembras también tienen el clítoris fuera de la vagina.

Más novedades sobre el Punto G: algunas mujeres tienen más de uno, ¡te lo contamos y mostramos!%Postura en para llegar más fácilmente al punto G. Imagen de blog.innerpendejo.net

¿Por delante…o por detrás? ¿Cuál es la mejor postura?

Más novedades sobre el Punto G: algunas mujeres tienen más de uno, ¡te lo contamos y mostramos!%Postura en pareja para llegar más fácilmente al punto G.Imagen de blog.innerpendejo.net

<

Experimentarás un placer orgásmico casi místico, sola o acompañada


Los orgasmos de Punto G y los vaginales requieren de mucha concentración
hasta encontrar la sensación de placer, es intenso, potente, provoca un estremecimiento generalizado y una vez que se alcanzan provocan la sensación de insaciedad, siempre quiero más. Cuando ya hemos logrado tener uno, puedo relajarme para sentirlos, no necesito seguir concentrada, es como una Puerta o llave que se abre y mientras tenga fuerzas mi pareja para acompañarme, puedo tener más y mejores orgasmos.

Es importante destacar que en todas las veces que se consigue, al tener los ojos cerrados se ve una luz (es como ver mi aura, como si una luz me envolviese), se pierde la conciencia del tiempo, del espacio y la sensación de placer y éxtasis es generalizada en mente y cuerpo.

Por otro lado, es muy importante señalar que, aún estando excitadas, la mayoría de las mujeres no sienten nada cuando se estimulan esta zona.

Parece ser que la sensibilidad en esta región es variable de una mujer a otra y que el número de mujeres que, estando excitadas, tienen sensibilidad en la zona, no es muy elevado. La mayoría de las mujeres, de hecho, afirman no tener prácticamente sensibilidad en este punto.

Tener sensibilidad en esta zona o no tenerla no hace menos mujer a una mujer, ni tampoco implica que su sexualidad sea menos placentera. Esta zona es pequeña y muy localizada, pero todas las mujeres tienen una exquisita sensibilidad en el clítoris y todo un cuerpo sensible a las caricias.

Pero no hay que centrarlo todo en la parte física. También todas las parejas tienen capacidad para disfrutar de atenciones, palabras amables o dulces y, por supuesto, de los momentos de intimidad y ternura.
Aunque no lo creas, detalles como la música, el aroma del lugar, la iluminación y la comodidad, a la hora de la intimidad, se convierten en un aspecto totalmente importante, aún cuando el hombre así no lo demuestre.

Ten en cuenta que:


* El ambiente propicio para la intimidad depende de cada pareja. Pero en general, a nadie le gusta la rutina. Cambiar de escenario de vez en cuando es fundamental, especialmente para las parejas que llevan muchos años de convivencia.

* Aunque parezca que los hombres no lo notan, poner en la cama un juego de sábanas con encajes es una sutil invitación a un verdadero momento íntimo y placentero.

* Si tienes la oportunidad de crear un espacio propio lleno de colores, aromas, esencias, házlo.

Recuerda: La relajación absoluta potencia el deseo y la satisfacción sexual.

Además, siempre está asociada la sensación del orgasmo de Punto G con la eyaculación femenina, pues científicamente se cree que es una consecuencia de él, como un eslabón superior. Comienza con una sensación de represión, es decir se siente que va a explotar o que va a salir un “algo”.

Comienza con una sensación de represión, es decir se siente que va a explotar o que va a salir un “algo” y tú sabes que lo puedes reprimir, ese es el punto que yo llamaría de no retorno, se viene una sensación muy similar a las ganas de orinar, va aumentando su intensidad hasta un punto en que si tu decides aguantarte se desaparece, pero si decides literalmente “hacerte pipi” la sensación de liberación que acompaña la salida de la “amrita” (continúa en la siguiente página)

(viene de la página anterior) la sensación de liberación que acompaña la salida de la “amrita” es “EXTRACORPORAL”, alucinante, éxtasis total. Unos segundos antes de la liberación de la “amrita” se produce una contorsión espontánea del cuerpo hacia atrás, es como un acomodo, luego un relajo total de los órganos facilita la salida de la “amrita”, en este momento tengo como una sensación de volar de despegar los pies del suelo, finalmente la luz y la sensación de saciedad y de estremecimiento propias del orgasmo vaginal.

Historia del punto G, el más deseado (y desconocido?)
Es el caminar erguido el que ha determinado tanto la posición del clítoris como el modelo de conducta sexual de los seres humanos. Durante la década de los ochenta apareció el libro de Ladas, Whipple y Perry “El punto G” que provocó una gran revolución ya que estos autores preconizaban que este punto es el que provoca el placer femenino durante la penetración y en que favorece que algunas mujeres consigan un orgasmo con esta técnica por oposición a los movimientos progresistas de mujeres que decían que la única forma que tenia una mujer para conseguir el orgasmo era mediante la estimulación de clítoris ya que la vagina no presenta ninguna clase de terminaciones nerviosas.
La batalla fue encarnizada y los ecos y la polvareda que se levantó ha llegado hasta nuestros días.

Se resolvió en los años noventa cuando un colectivo de mujeres de Los Ángeles presentaron una muy bien documentada comunicación desvelando los secretos del clítoris y explicando que si bien lagunas mujeres podían percibir algún tipo de placer cuando era estimulada determinada zona del vestíbulo de la vagina (el primer tercio, que es esencialmente muscular) podían llegar a tener un orgasmo, pero con ciertas dificultades para conseguir encontrar y estimular la zona, cuando era infinitamente más fácil hacerlo desde la vulva. También descubrieron que en condiciones normales es imposible que esta zona sea estimulada durante la penetración con el roce del pene, por lo tanto da lo mismo la postura que se adopte.

Más novedades sobre el Punto G: algunas mujeres tienen más de uno, ¡te lo contamos y mostramos!%Postura en pareja para llegar más fácilmente al punto G.Imagen de blog.innerpendejo.net

Las mujeres de California en sus investigaciones consiguieron que toda la comunidad científica reconociera que la sexualidad femenina dejara de ser un secreto. Hasta ese momento la sexología clínica discurría por los caminos del perfecto ajuste durante la penetración y a través del orgasmo simultáneo, pero ellas enseñaron a las mujeres y a los hombres la función del clítoris en el orgasmo femenino y la necesidad de mantener en forma la musculatura de la zona. Aprendimos de ellas lo que es y para qué vale el músculo pubococcígeo.

¿Quieres saber más sobre el Punto G? Sigue leyendo…

Más novedades sobre el Punto G: algunas mujeres tienen más de uno, ¡te lo contamos y mostramos!%Varita de cristal especial para encontrar el punto G.Imagen de blog.innerpendejo.net


Es éste, el Punto G, en realidad un conjunto de músculos. Lo puedes identificar como uno sólo porque todos ellos actúan al unísono. La uretra, la vagina y el ano lo atraviesan y si contraes el ano o el orificio uretral para retener las heces o la orina estás contrayendo igualmente el orificio vaginal. Por eso si quieres saber donde tienes este músculo no tienes más que aguantarte las ganas de orinar y después contraer y relajar varias veces mientras orinas, así sabrás lo fuerte y tonificado que tienes el músculo. También puedes, siguiendo a Whipple y Ladas, localizarlo y valorar su tonicidad con los siguientes ejercicios (puedes continuar leyendo en la página siguiente).

Más novedades sobre el Punto G: algunas mujeres tienen más de uno, ¡te lo contamos y mostramos!%Los son otro buen instrumento para estimular el punto G. Imagen de blog.innerpendejo.net
  1. Tendida de espaldas mírate la vulva con la ayuda de un espejo de mano.
  2. Luego busca la zona uretral y la anal presionando suavemente con los dedos.
  3. Si tu control y tu fuerza vaginal son adecuados deberás ver como el perineo (que es esa almohadilla que separa el ano de la vagina) se mueve hacia adentro y luego hacia a fuera.
  4. Si no puedes lograrlo es que no has aprendido a mover este músculo aisladamente.
  5. Si ya lo tienes localizado realiza diez tandas de diez ejercicios de contracción / relajación una o dos veces al día, si durante este ejercicio piensas en alguna de tus fantasías favoritas mejor.
  6. Realiza también varias contracciones cada vez que vayas a orinar.
  7. Cuando tengas relaciones sexuales aprieta el pene de tu pareja y pregúntale si nota el apretón.
  8. La poca tonicidad el músculo pubococcígeo disminuye la sensibilidad durante la penetración y el exceso de contractura por el contrario impide la penetración o la hace muy dolorosa.
Más novedades sobre el Punto G: algunas mujeres tienen más de uno, ¡te lo contamos y mostramos!%No lo olvides: cuanto mejor conozcas tu cuerpo más fácil te resultará encontrar tu punto o puntos G

Tal vez, al principio a tu pareja y a ti os cueste un poco de trabajo encontrar el “mágico Punto G” pero vale la pena seguir inténtandolo, ya que encontrarás más y mejor placer, nuevas sensaciones en tu relación sexual y mayor conocimiento de tu cuerpo.

Y si quieres leer más: de excursión al Punto G femenino: descubre cómo encontrarlo, estimularlo a solas o acompañada…

Más sobre: amor | orgasmo | pareja | punto g | seducción | vibradores |

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Macbook Pro
* Intel Core i7 (3.8GHz, 6MB cache)
* Retina Display (2880 x 1880 px)
* NVIDIA GeForce GT 750M (Iris)
* 802.11ac Wi-Fi and Bluetooth 4.0
* Thunderbolt 2 (up to 20Gb/s)
* Faster All-Flash Storage (X1)
* Long Lasting Battery (9 hours)