Marcha atrás como método anticonceptivo, sí o no?

Una de las mejores cosas de las que podemos disfrutar en nuestro día a día es de una relación sexual con nuestra pareja. Eso sí, antes de tener sexo es necesario que tengamos claro que debemos hacerlo de manera segura ya que de esta forma podemos prevenir no solo los embarazos no deseados sino también, y lo que es más importante para nuestra salud, prevenir todo tipo de enfermedades e infecciones de tipo sexual.

Actualmente existen un gran número de métodos anticonceptivos diferentes a la hora de mantener relaciones sexuales como pueden ser el preservativos, el anillo, el parche o las pastillas. Pero hay uno que, sin ser un método anticonceptivo en sí mismo, muchas personas lo utilizan como tal, y es la marcha atrás.

sexo_con_preservativo

El uso de la llamada marcha atrás como método anticonceptivo es cada vez más utilizado, sin embargo, este método no es recomendable por una serie de motivos. El primero de esos motivos es que hay riesgo de quedarse embarazada, ya que durante el coito puede darse la salida de algunos espermatozoides en el líquido pre seminal que puede conllevar un embarazo no deseado sin que nos demos cuenta. Por tanto, con la marcha atrás existe el riesgo de quedarse embarazada.

Otro de los motivos por los que la marcha atrás no es recomendable es porque además de poder traer un embarazo no deseado, puede ser causa de transmisión de alguna enfermedad o infección de tipo sexual. Por eso es recomendable utilizar en todo momento otros métodos anticonceptivos como el preservativo.

Imágenes: clanacion/gq

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *