Manual para los amores de verano; sigue las reglas y disfruta de ellos

¿Quién  no ha tenido un amor de verano?, son cortos pero intensos y quizás por eso, son los más recordados. Los amores veraniegos son una parte importante de nuestras vacaciones, sin ellos nada es lo mismo… Sigue las reglas de oro para que sean todo un éxito.

¿A qué saben los amores de verano?, a aventura, a playa, a misterio, a riesgo… son el ejemplo clásico de Carpe Diem. Se vive el momento, el aquí y el ahora sin pensar en el futuro. Son como un delicioso helado de chocolate, como una puesta de sol en la playa, como una montaña rusa. Sabes que no serán para siempre, pero el tiempo que duran son casi perfectos, para disfrutar sin culpa y para recordar todo el año.
Pero en el amor hay que ser realista, algo que resulta difícil cuando todo parece ser como en un cuento de hadas. Por eso te presentamos un manual para que pases unas vacaciones de lujo disfrutando al máximo.

Sigue las reglas…

Siempre lúcida

Tienes que saber diferenciar entre un amor de verano y uno para toda la vida. Los ‘chulos playas’ aun existen. Sobretodo se realista y no te fíes de los que regalan piropos gratuitamente.

Piensa antes de actuar
Aunque los amores veraniegos sientan muy bien, no son muy recomendables para las que son muy enamoradizas. El amor es más que un juego y puedes acabar sufriendo si no sabes jugar. Así que piénsatelo muy bien antes de dejarte convencer por el primero que pase.

Liga sin riesgos este verano. Imagen de Getty Images

Siempre con preservativo

En verano nuestro deseo sexual está más a flor de piel que nunca. No te dejes atrapar por ese chico que acabas de conocer y que parece tan majo, porque no es más que un amor pasajero. Así que en tus encuentros sexuales no te olvides de tomar precauciones. Sexo seguro, siempre y más en verano.

No te involucres demasiado

En verano las cosas pasan demasiado rápido. Toma distancia de la relación y mirarla con mayor frialdad. Sobretodo se consciente que empieza y termina en verano.

Saber decir adiós

Los amores de verano valen la piensa siempre y cuando sepamos decir adiós en el momento necesario. Si tienes la suerte de que la aventura de verano perdura será un valor añadido. Si no, recordad que fue bonito mientras duró.

Cuando amor y cuando sexo
Las claves para disfrutar de una aventura es no ir en busca de tu príncipe azul. No hace falta estar enamorada, al contrario, lo mejor es poder ser tú misma sin estar enganchada. Y lo más importante, no esperes nada de él después de verano. Nos le digas ‘te quiero’ ni esperes que él te lo diga, se trata de sexo, no de amor.

Actúa como un hombre
Por una vez actúa como ellos. Olvídate de las normas, si te gusta un chico, ¡al ataque!, no tengas miedo, nadie te conoce, así que ¡haz lo que te apetezca!

Liga sin riesgos este verano. Imagen de Getty Images

No quieras ser su novia
Si inicias una aventura de verano, ten claro que solo es un rollo. No esperes que te llame al día siguiente, que quiera quedar cada noche contigo…, y lo más importante, tú no pienses que eres su novia, no lo controles ni le agobies. Déjate llevar y ni se te ocurra preguntarle eso de: ‘¿qué sientes por mí?’

Hazte difícil de ver

Si no quieres rompe la magia del romance de verano, hazte derogar. Desaparece algún día, sal por otros sitios, aparece y desaparece, así vas a comprobar si te echa de menos y tú a él. Recuerda que menos es más siempre.

Pídele tú el teléfono
Por una vez, se tú la que le pides el teléfono, así tendrás tú el poder de decisión de volver a quedar. Hazle sufrir un poquito y si no te gusta, simplemente no le llames. Pedirle tu el teléfono tiene la ventaja de que si no quieres volver a verlo no vas a tener un pesado que te llame a todas horas.

Cuidado con el nido de amor que elijas
En verano apetece salir de casa, hacer el amor en lugares impensables… en el coche, en la playa, en la montaña… tentador, ¿verdad?, pero cuidado con el delito de exhibicionismo. A ver si por un deseo irrefrenable, acabáis en comisaría. 

Amores aquáticos
Quien no ha soñado y ha deseado dejar libre la pasión y el deseo en aguas del océano, en plena noche en una playa desierta a la luz de la luna, en la piscina del hotel…Pero recuerda que el riesgo de embarazo es mayor igual que el de las ITS. Toma precauciones.

Liga sin riesgos este verano. Imagen de Getty Images

Vigila con el alcohol
En veranito, que si fiestas, cervecitas… controla el exceso de alcohol que luego el desenfreno lleva  ha hacer cosas que luego una se arrepiente. Así que bebe con moderación y se consciente siempre de lo que haces.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *