Los pies ¿Zona erógena olvidada?

Usar los pies durante los preliminares del sexo puede convertirse en el preámbulo perfecto para un encuentro sexual.

Según la disciplina oriental, en la planta de nuestros pies tenemos representados todos los órganos del cuerpo. Por lo tanto, maltratarlos es hacer daño a otras partes importantes de nuestro cuerpo.

Recordemos que los pies son una zona erógena por excelencia ya que concentran más de 70 mil terminales nerviosas. Estimularlos y acariciarlos es una buena forma de acrecentar la excitación en los juegos previos al sexo.

¿Cómo despertar el deseo estimulando los pies?

  • Acariciarlos: Con la ayuda de un aceite esencial que permite a las manos deslizarse más fácilmente recorriendo empeine, talones, tobillos o la planta, donde las terminaciones nerviosas están conectadas con los órganos y con el cerebro, el responsable de transmitirnos las sensaciones agradables y estimulantes.
  • Los dedos: Juega con cada dedo, frótalos o acaricia los círculos. También puedes besarlos, utilizar tu lengua y pasarla por puntos determinados. Lleva tu imaginación al máximo. Crecerá la excitación y el placer de la persona que está recibiendo el masaje.

 

 

  • El talón y los tobillos: Son zonas erógenas muy excitantes. Acariciar la cara interna como la externa de los tobillos provoca sensaciones muy placenteras. Pasa lo mismo con los talones, realizando movimientos circulares acariciando con la palma de la mano desde ellos hasta los dedos, una excelente manera de ir subiendo la temperatura y el deseo.
  • Utilizar los dedos de los pies para acariciar a tu pareja: Puedes acariciar los genitales de tu pareja utilizando los dedos, ya sea sentados o acostados. El dedo grueso es ideal para masajear a tu pareja.
  • Recorrer el cuerpo del otro: Masajear la espalda o el pecho de la pareja con los pies o dar pasos sobre algunas partes de su cuerpo desnudo.

 

 

¡Importante! Un grupo de científicos comprobó que las mujeres que tenía relaciones sexuales con calcetines puestos, tenían un 30% más de posibilidades de alcanzar el orgasmo de aquellas que no. La temperatura tiene que ser óptima para poder llegar a sentir el placer.

Los pies tienen más importancia de la que tú crees a la hora de practicar sexo, porque están conectados a la misma área cerebral que están conectados los genitales.

¡A disfrutar!

 

Imágenes: Telemundo Chicago, La Neta Durango, Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *