Los mejores juegos eróticos para la Navidad

Los juegos eróticos con mucha imaginación y erotismo son la clave para una Nochebuena apasionante. Puedes sorprender a tu pareja con algo nuevo, hay muchos juguetes eróticos que los harán vibrar de placer, salir de la monotonía, y ¡celebrar a lo grande!

Juegos eróticos navideños para subir la temperatura

Disfraces: Estos días son ideales para usar la imaginación, buscar el atuendo ideal para celebrar una Nochebuena con mucha pasión. Puede ser desde un baby doll Santa Claus sexy, hasta un disfraz de muñeco de nieve sensual, un ángel una virgen, deja volar tu imaginación y conviértete en tu personaje.


Intercambio de regalos: En la intimidad pueden hacer intercambio de regalos, se admiten juguetes eróticos, lencería, será muy divertido abrirlos entre los dos y probarlos todos. Otra idea es poner papelitos en un frasco con acciones específicas: “sexo oral”, “masajes en la espalda”, “besos en el cuello”, etc, jugar a intercambiar los turnos y cumplir el pedido.
Hacer el amor en sitios nuevos: Para los más atrevidos y que quieran una inyección de adrenalina, escabullirse de una cena navideña en familia con la excusa de tener que ir al baño o a la cocina y poder hacer el amor de pie. Va a ser un juego erótico muy divertido, y una original manera de celebrar la Navidad.

Velas con aceite para masajes: Las velas se derretirán hasta convertirte en un cálido aceite perfecto para hacer un masaje suave y erótico. Practíquenlo uno al otro, controlen el tiempo para que puedan disfrutar de las sensaciones sin prisas.
Set de fotos calientes: Pueden realizar un juego erótico pactado con la pareja, consiste en sacarse fotos sensuales, quitándose la ropa, desprendiendo botones, bajando cierres, dejando partes del cuerpo al desnudo. Inventando posiciones sensuales, en el sofá, arriba de la mesa. Es un juego divertido que va hacer subir la temperatura de manera instantánea.
Jugar con nieve o hielo: Se puede jugar con la nieve y con el hielo en el cuerpo de la pareja. Puedes untarle nieve de sabor y jugar a comerla a lengüetazos, o colocar un poco en sus zonas erógenas, también introducir hielo en la boca y hacerle sentir el frío en sus partes íntimas, o practica el sexo oral.

Todos los juegos eróticos que inventen son válidos, siempre y cuando sean de consentimiento mutuo. Confianza, respeto y amor, con estos tres ingredientes la celebración será inolvidable.

Imágenes: sumedico, lovepanky, Salud 180.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *