Los juegos preliminares, la clave del buen sexo

Las mujeres demoramos más en excitarnos que los hombres, es justo por esta razón que los juegos previos se convierten en un imprescindible para disfrutar plenamente de nuestros encuentros.

Uno que otro “rapidito” no viene mal, pero este tipo de sexo debe ser una excepción y no una norma. Tanto hombres como mujeres necesitamos de los juegos previos para aumentar el nivel de excitación en los encuentros, pero sobre todo para crear un ambiente que se preste para el clímax.

Es mediante los juegos previos que nuestra pareja tiene la oportunidad de saber qué y cómo nos gusta, y al mismo tiempo es una de las primeras formas que nosotras tenemos para conocer lo que también él disfruta en el plano íntimo. Por eso, y especialmente en encuentros de sexo casual, conviene dedicarle unos buenos minutos a los juegos eróticos para establecer el ritmo del encuentro, excitarse mutuamente  y hacer que ambos disfruten más del coito.

Los juegos previos son la oportunidad de probar los juguetes sexuales, de aventurarnos en nuevas prácticas y de imponer el erotismo en la habitación. Son el mejor momento para desatar la creatividad en la intimidad y demostrarle a tu pareja que eres una chica muy caliente. Pero todo esto sirve al mismo tiempo para excitarte y garantizar penetraciones mucho más placenteras  y orgasmos más potentes.  

Mientras más placenteros sean los juegos sexuales más lubricarás durante el encuentro por lo que las penetraciones serán mucho más suaves y la posibilidad de alcanzar un delicioso orgasmo es mucho más real.

¿Necesitas más razones? Dale play a los juegos previos, dedícale el tiempo que merecen y disfrútalos al máximo.

Imagen: Lelo

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *