Los fetichismos japoneses más excéntricos

Aunque según algunos medios Japón ostenta el récord mundial de abstinencia sexual, donde casi un tercio de los japoneses han dejado de practicar sexo, a la vez el sexo es una de las mayores industrias del país. Esta contradicción da lugar a algunas de las prácticas sexuales más raras del mundo. A continuación, os hablamos de algunas de ella relacionadas con los fetichismos.

El Burusera, son tiendas donde se venden fetichismos como bragas usadas: tangas, culottes, brasileñas, etc. Normalmente se venden con una fotografía de la chica con las bragas puestas y una ‘cajita’ para que no se altere el olor. Incluso es posible encontrar máquinas expendedoras con este tipo de producto. Aparte de bragas, también existen tiendas donde se venden uniformes de colegiala usados, el precio de los cuales varía según la cantidad de saliva que se encuentre en ellos.

burusera
La práctica del Burusera es un fetichismo que ya ha llegada a algunas ciudades europeas, como por ejemplo Madrid o Barcelona, donde se pueden encontrar distintas webs que venden este tipo de producto.

También existe una variante del Burusera, el Namasera. En ésta, a diferencia de la anterior, las bragas no se venden en las tiendas, sino que las mujeres utilizan la ropa interior y se la quitan justo en el momento que el cliente decide comprarlas. El precio de este tipo de ropa interior usada puede alcanzar los 70€.


El kokigami es otro de los raros fetichismos de los japoneses. Es un juego erótico que consiste en envolver el pene con un disfraz de papel o de seda para que la pareja se lo quite de manera sensual y juguetona.

Por último, no podemos olvidarnos de hablar de la que fue una de las grandes tendencias sexuales de Japón hace unos años. El Oculolinctus consiste en lamer el glóbulo ocular de la pareja, algo que resultar erótico por las múltiples terminaciones que se encuentran en la córnea. Aunque puede provocar infecciones, se popularizó entre los nipones que lo consideran como la práctica que va después del beso.

Imágenes: vanitatis, taringa, ecestaticos, giphy, twim

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *