Los detalles más importantes a la hora de besar

El beso es un acto universal que sirve para expresar afecto y amor. Pintores, escritores, cineastas, fotógrafos han captado y reproducido la esencia del beso humano abonando nuestro imaginario de besos de todo tipo: dulces y tiernos, apasionados, románticos, infinitos, robados…

Damos diferentes tipos de beso: formales, que son aquellos que nos damos como ritual cuando saludamos; románticos y pasionales, que son los que damos a aquella persona con la que tenemos una relación especial; apasionados, aquellos besos largos, descontrolados, con las bocas abiertas y juego de lenguas, en fin, hay besos para todo.

Con independencia de la profesión y del sexo lo que podemos asegurar en que un beso nos proporciona sensaciones únicas, irrepetibles, vibrantes, incluso nos pone piel de gallina.  Esto sucede porque los labios son una zona erógena muy potente. Está muy vascularizada e inervada por montones de terminaciones nerviosas que envían una gran cantidad de información al cerebro, donde activan sustancias que actúan como “drogas,” por eso son tan adictivos.  Seguro que te ha pasado más de una vez que te cuesta dejar de besar a tu pareja.

 

 

Pero hay detalles que tenemos que cuidar a la hora de dar un beso:

Cuida tu dentadura, la higiene de tu boca y asegúrate de tener un aliento fresco. Son aspectos muy valorados, préstales atención.

El olfato. La boca y la nariz están muy próximas. Cuida el perfume de tus cosméticos, la fragancia que te pones para el encuentro. Ten en cuenta que hay quien disfruta enormemente de los olores naturales.

Juega con diferentes temperaturas y diferentes zonas del cuerpo para que se le erice el vello y un escalofrío recorra todo su cuerpo. Hazte con un kit con todo lo imprescindible para conseguir tu objetivo.

La postura del cuerpo es esencial. Cierta inclinación hacia un lado suele favorecer el disfrute de los besos románticos.

-Inventa tus besos, se creativo/a a la hora de intercambiar un beso. Se prudente con tu lengua, al principio, y descarado un ratito más tarde. Descubre lo que te gusta, lo que le gusta.

-Aprovecha la proximidad para intercambiar abrazos y sentir más cerca el cuerpo del otro.

Utiliza tus manos para acariciar tiernamente a tu pareja o para sujetarla con más firmeza.

Recuerda siempre que en el arte de besar, lo principal es entregar cada beso con pasión y ternura y disfrutarlo plenamente.

 

 

Imágenes: Cultura hipster, Romance

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *