Todo lo que debes saber sobre la eyaculación femenina

La eyaculación femenina existe, se dan dos tipos de respuesta en el cuerpo de la mujer que involucran fluidos la eyaculación vaginal, y la eyaculación de las glándulas de Skene, conocida como próstata femenina.

  • Eyaculación vaginal: Es la lubricación de las paredes vaginales y se secreta durante la excitación sexual, lo que da una sensación de estar mojada. Ese fluido sirve para que la vagina se limpie a sí misma y ayuda a prevenir infecciones.
  • La eyaculación de las glándulas de Skene: Sucede cuando se libera fluido de la uretra, ocurre durante la excitación sexual. Su consistencia es parecida a la del agua, es mucho más claro que el color de la leche y puede ir desde unas pocas gotas hasta un cuarto de taza.

¿Cómo lograr la eyaculación femenina?

Lo principal para lograr la eyaculación femenina es saber estimular el punto G y el clítoris. Las glándulas parauretrales, serán las encargadas de la cantidad de líquido que libera cada mujer, mientras más dure el orgasmo, mayor será la eyaculación femenina.
La sensación que tendrás antes de eyacular será muy parecida a la que tienes cuando quieres orinar, pero no te preocupes, es normal. Recuerda que la eyaculación femenina está separada del orgasmo femenino, es posible eyacular y tener un orgasmo, como también tener un orgasmo sin eyacular.

La sexóloga Michela Guarente explica que: “la mujer puede llegar al orgasmo, ya que se estimula una parte de la zona sexual que es muy sensible, pero para llegar a la eyaculación se debe estimular una zona específica y a partir de esa zona es que efectivamente se puede llegar a eyacular. La verdad es que la mujer cuando conoce y está consciente de la estimulación que le gusta, puede comunicarlo a la pareja y es cuando se logra esa satisfacción completa”.

Algo a tener en cuenta

  • Lo normal es que hagan falta varios intentos para conseguirlo, pero cuando se experimenta es algo realmente glorioso.
  • Los fluidos del hombre y la mujer son beneficiosos porque proveen minerales, proteínas, y enzimas. Mediante el intercambio de los mismos se realiza un incremento de energía, que se convierte en una fuente de salud, vitalidad y energía, para los integrantes de la pareja.
  • ¡Anímate a experimentar todo el placer y ponerlo en práctica hoy mismo!

Imágenes: ClasiModa, Mujer Pandora, Actitud Saludable, Playboycondoms.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *