Las segundas partes nunca fueron buenas

¿Cuántas veces han anunciado por televisión la ruptura de una pareja de famosos y, al cabo de unos cuantos meses, éstos han vuelto a darle una nueva oportunidad a su amor? Kristen Stewart y Robert Pattinson, Liam Hemsworth y Miley Cyrus, o Rihanna y Chris Brown son sólo algunos de los ejemplos que se me vienen a la cabeza. ¿Alguna de estas segundas oportunidades han salido bien? ¿Llevan a alguna sitio las segundas partes?

Una relación nunca podrá empezar de nuevo. Cuando decidiste poner punto y final fue por algún motivo, ¿no lo recuerdas? Es normal que le eches de menos y pienses continuamente en él pero una tiene que ser fuerte y mirar para adelante. Lo fácil es pasarlo malas épocas, estar triste y aburrida y volver con tu ex pero ¿qué pretendes haciendo esto? Él no ha cambiado: sigue sin dar palo al agua en las tareas domésticas, sigue siendo desordenado a más no poder y sigue sin mimarte lo suficiente. La relación tampoco ha cambiado, continúa exactamente donde la dejaste, con los vicios adquiridos que tanto te sacaban de quicio y que te hicieron tomar la decisión de dejarlo. Las discusiones y los encontronazos que teníais volverán a salir a la luz tarde o temprano. Quizás la primera semana no, todo será perfecto, la segunda tampoco, pero date unos meses. Pero ¿qué esperabas? Las segundas partes nunca fueron buenas.

Fuera cual fuera el motivo de la ruptura: infidelidades, problemas de convivencia, incompatibilidades… no te engañes a ti misma. Con el tiempo, sólo quedan los buenos momentos y es muy bonito recordar pero, sobretodo, no idealices lo que ahora no tienes, te costó mucho tomar la decisión pero lo hiciste, tus motivos tendrías.

¿Qué pensáis vosotras? Si alguna conoce una segunda parte que funcionara, ¡nos encantaría saberlo!

Imágenes: Vimeo

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *