Las relaciones de pareja necesitan madurez

¿No te ha sorprendido alguna vez la reacción absolutamente inmadura de tu pareja, a pesar de tener ya una edad importante como para no hacer ciertas cosas? Te explico qué es lo que puede estar ocurriendo.

Sin duda, lo que aprendimos cuando éramos pequeños nos va a acompañar durante toda la vida, nos guste o no, excepto si somos conscientes de ello y lo cambiamos. Nunca es tarde para cambiar si sabemos identificar estos patrones:

  • El mal carácter. Quizás en casa nos aguantaron muchas rabietas, pero ya de adultos y en pareja, resulta un hábito absolutamente insoportable. No nacemos con buen o mal carácter: lo aprendemos y lo practicamos. En el primer caso, resulta una delicia; en el segundo, una tortura china.
  • Las exigencias irracionales. Nadie está obligado a darnos nada si no quiere, y mucho menos si se trata de exigencias que van más allá de lo admisible, y acompañadas de reproches. El amor se siente, se recibe, se da y también hay que ganárselo.

inmadurez_pareja

  • La sumisión. ¿Piensas que tu pareja solamente seguirá contigo si ‘dices que sí’ a todo? ¿Evitas el enfrentamiento y piensas que te van a abandonar si opinas de otra manera? Recupera las riendas de tu vida cuanto antes. Ya pasó el tiempo en el que no tenías alternativas. Quien bien te quiera, querrá conocerte y que le cuentes todo aquello que albergas dentro de tu corazón. Entenderá que el amor es recíproco y que no consiste en estar enamorados los dos de una misma persona: él, o ella.
  • El perfeccionismo. El perfeccionismo en pareja puede resultar insufrible. Todo hay que hacerlo de una única manera: la que impone el o la perfeccionista. La pareja se verá obligada a tener que estar continuamente disimulando, mintiendo o, lo que es peor, con los nervios de punta. Aviso para perfeccionistas: la pareja necesita confianza, aceptación y relativización. Nada es tan importante como creemos.
  • Los complejos de inferioridad. Si nos sentimos menos que nuestra pareja, por cualquier razón -por no ser lo suficientemente guapos, lo suficientemente ricos, o lo suficientemente simpáticos-, o sentimos que nuestra pareja a veces nos lanza reproches que no comprendemos por tener un cierto nivel en lo que sea, hay que corregir cuanto antes. Los desniveles en pareja suelen resultar dolorosos para ambas partes.

La mejor manera de construir relaciones adultas satisfactorias es dejar de ser niños insatisfechos.

milaMila Cahue es la autora del libro “Amor del Bueno”, primero de la colección “Tu Vida en Positivo”, editado por JdJ Editores y Actitud de Comunicación. Es Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y especializada en relaciones de pareja en el Centro de Psicología Álava Reyes.

 

 

 

Imágenes: Corbis

 

Autor: Mila Cahue

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *