Seamos sinceras, las mujeres también miramos porno

Siempre que oímos hablar de la palabra porno la asociamos al sexo masculino: hombres consumiendo pornografía, ya sea en televisores o por Internet. Lo más curioso de todo es que según estudios de mercado realizados durante estos últimos años, una de cada cuatro mujeres confiesa consumir porno regularmente. Ante la gran variedad de oferta de contenidos online, son muchas las mujeres que se atreven con este tipo de contenidos.

¿Por qué vemos porno? Hay mujeres que ven películas y vídeos pornográficos para poder aprender sobre sexualidad: ante la falta de experiencia o la búsqueda de nuevas experiencias sexuales que probar con su pareja, deciden recurrir a portales especializados para conocer más a fondo las técnicas. Puede parecer extraño, pero es fácil: no hay nada mejor como aprender con los ojos. Fijarse en las posturas, en los movimientos y en cómo los actores se mueven puede ayudarnos a coordinadornos más tarde en la cama. Es la mejor forma de aprender y poder sorprender a nuestra pareja, sin duda alguna.

Pornografia

Otro motivo por el que muchas mujeres ven porno es por la excitación que esto nos produce. Sentirnos ‘voyeurs’ puede resultar muy excitante y sexual a la vez que podemos aprovechar para dar rienda suelta a nuestras fantasías. El auge de la literatura porno, como el éxito de la saga de ’50 sombras de Grey’ ha roto los estereotipos asociados al porno consumido por mujeres. Ver porno, guste o no, es una forma de liberación sexual para la mujer que nos permite disfrutar y aprender a la vez.

¿Y qué tipo de contenidos consumimos? Nuestros gustos son variados, pero entre el porno más consumido encontramos el porno lésbico y heterosexual, seguido del gay entre hombres. Cada mujer es un mundo y las hay que prefieren incluso los contenidos sado masoquistas o fetichistas. ¡Para gustos colores! Sea como sea, cada vez son más las mujeres que se apuntan a esta tendencia.

Si, lo reconocemos. Las mujeres también miramos porno, ¿Qué problema hay?

Imgen: Corbis

Autor: Liz Claverí

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *