Las claves de la masturbación femenina ¡Date placer!

Masturbación femenina ¡No te cortes!

Durante muchos años se tuvo la falsa creencia de que las mujeres no sentían deseo o placer sexual más allá de la procreación y que por tanto no necesitaban masturbarse o experimentar con su cuerpo. Afortunadamente gracias a estudios, ensayos y los movimientos de liberación de la mujer esa creencia se fue desterrando, aunque aún existen mujeres que no se atreven a masturbarse o se sienten mal después de hacerlo ¿Quieres saber más?

El tema de la masturbación ha sido tabú durante mucho tiempo y aún hoy hay mujeres que no se atreven a reconocer que lo hacen, se sienten mal o ni siquiera lo practican por pudor o por pensar que “está mal”. Mientras que la mayoría de los hombres hablan sin demasiada vergüenza o sentimiento de culpa acerca de las prácticas masturbatorias, las mujeres aún seguimos arrastrando ese lastre del pasado.

Para despejar dudas aclaramos que masturbarse, sólo o en pareja, no tiene nada de malo sino al contrario, es beneficioso. Experimentar placer nos ayuda a sentirnos más relajados y mejor con nosotros mismos, a conocer mejor nuestro cuerpo y nuestros mecanismos de placer. Así mejoraremos nuestra vida sexual, tanto individual como en pareja, ya que podremos decirle a nuestro amante qué es lo que nos gusta que nos hagan.

Además, la masturbación tanto en solitario como en pareja, ayuda a alcanzar unos orgasmos más intensos y a aumentar el nivel de intimidad con nuestro compañero o compañera. Libérate de complejos de culpa judeo-cristianos y atrévete a experimentar con tu propio cuerpo y tu sexualidad. Gozar no tiene nada de malo, mentalízate. A continuación hemos seleccionado una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de masturbarte ¡Sigue leyendo!

-Deja volar tu imaginación: una buena manera de excitarte son las fantasías sexuales. Móntate historias en tu cabeza, piensa en lo que te excita, crea situaciones, personajes, escenarios o cualquier cosa que se te ocurra. El único límite es tu cabeza ¡no te censures!

-Siente tu cuerpo: aunque tenga una parte mental (fantasías, ensoñaciones, etc.) la masturbación es un acto plenamente físico. No te limites a tus genitales, prueba a acariciar otras partes de tu cuerpo que también pueden proporcionar placer y disfruta con todas las partes de tu anatomía.

-El lubricante: para evitar hacerte daño o también para aumentar tu sensación de placer y acelerar tu llegada al clímax, puedes utilizar lubricante. Te ayudará a deslizar tu mano con más facilidad y soltura.

-Juguetes sexuales: puedes utilizar juguetes para masturbarte o no, dependiendo de tus gustos. Hay mujeres que se sienten cómodas utilizando vibradores y otro tipo de juguetes y otras que prefieren la mano sin más. Eso ya depende de tus propios gustos y preferencias.

Noticias Trending!