La moda del nuevo siglo: el cibersexo

Estamos a punto de terminar la primera mitad de la segunda década del siglo XXI. Han pasado unos años desde la entrada del nuevo siglo y también del nuevo milenio, tiempo suficiente para que la sociedad haya experimentado un gran número de cambios en sus comportamientos y en su forma de vida.

Uno de los ámbitos de vida que más han cambiado en los últimos años es el de las relaciones personales, ya que si antes lo más normal era conocer a alguien en una discoteca o en el parque, actualmente más de la mitad de las nuevas parejas se forman en Internet.

Las ciber relaciones están ahora más presentes que nunca, como muestra el hecho de que casi el 60% de mujeres y hombres ven Internet como la mejor manera de hacer nuevos amigos y de conocer a esa persona especial. Este aumento se debe en gran parte a los cambios en los modos de vida cotidiano, las prisas y el estrés. La presencia de las nuevas tecnologías ha hecho que cada vez sean más las personas que ven en la red como el instrumento perfecto para encontrar pareja.

internet

Pero no solo se utiliza Internet para establecer relaciones sentimentales, más o menos estables. También hemos visto cómo ha aumentado el número de personas que buscan cibersexo, algo realmente significativo sobre todo en las mujeres, que tradicionalmente eran más reservadas en temas sexuales.

Por suerte los tiempos han cambiado y eso ha hecho que podamos dejar de un lado nuestros complejos y miedos y podamos disfrutar plenamente de nuestra sexualidad del modo que queramos. Eso sí, siempre debemos tener especial cuidado de qué uso hacemos de nuestras fotos, ya que en el universo de Internet pueden llegar en manos de cualquiera.

Nuestro consejo es que si os gusta esta nueva dimensión de las relaciones sexuales, ante todo seáis prudentes e intentéis encontrar personas de confianza y bien intencionadas.

Imagen: ohlala / pcpro

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *