¿La libido cambia después de un año de pareja?

Un estudio ha confirmado algo que sospechábamos. Está sucediendo en las relaciones de pareja: las mujeres pierden la libido una vez ha pasado el año desde que están en la relación. ¿Es esto cierto? Por supuesto dependerá de cada mujer y de cada relación de pareja pero, está sucediendo y tiene sus razones.

Lo justo no sería decir que desaparece, o se pierde esta libido, sino que cambia. Para muchas mujeres que estáis en una relación de pareja y os sintáis de esta manera, esta noticia puede estar siendo un alivio, ya que como veis es más normal de lo que parece. Una investigación publicada por el British Journal Open lo confirma: las mujeres se aburren del sexo después de un año de relación. ¿Esto es que dejan de querer a la pareja? No, al parecer no tiene nada que ver.

Se llevó a cabo una encuesta a 4.939 mujeres y 6.669 hombres con edades de entre los 16 hasta los 74 años. La conclusión fue clara: las mujeres se aburren del sexo a medida que crecen en edad y conforme van transcurriendo en la relación de pareja. Por si fuera poco, de esta misma investigación se llegó también a la conclusión de que hasta dos de cada cinco mujeres encuestadas – que estaban en una relación – no se sentían satisfechas sexualmente con su pareja. Este sería un tema a parte a debatir pero estrechamente ligado al hecho de que, si la libido cesa, es porque no está bien estimulado. 

Las causas sobre la fragilidad de la libido femenina se han buscado de muchas maneras: por la edad, factores extrínsecos a la relación de pareja, el estrés, la menopausia, el cansancio, las discusiones y la desconfianza, la mala comunicación, e incluso algún trauma relacionado con el sexo que acabe saliendo a la luz conforme avanza la relación (esto explicaba otra investigación llevada a cabo por la Universidad de Southampton). Todo esto produce la creciente bajada de la libido femenina. Lo peor no es buscar como encender de nuevo la llama, el peligro está en que esta bajada del deseo sexual acabe afectando a las relación de pareja y al final acabe en separación.

El deseo sexual no es algo que aparezca solo, hay que cuidarlo y hay que entrenarlo. Dejamos de ir al gimnasio una semana y de pronto volver nos parece duro, pues esto es igual. No hay que dejarse nunca en una relación de pareja, hay que saber qué quiere el otro y cómo dárselo para que no se desacostumbre de nosotros.

Quizá no solucione la bajada de la libido producido por tema ajenos a la relación, pero la pareja dejará de ser la causa para pasar a ser la posible solución. 

Imágenes: harpersbazaar.es

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *