La LENGUA, tu segunda arma sexual… ¡Aprende a usarla y alcanza el orgasmo!

En el sexo, hay que innovar y por esta razón, te proponemos que empieces a dominar el arte de excitar tan sólo con la ayuda de la lengua ¿Cómo?

La lengua, un placer en el olvido. Consideradas las zonas genitales como únicas armas sexuales, relegamos a la lengua a un segundo nivel, obviando el si fin de sensaciones que llega a provocar con un simple lamido.

Si con un sencillo beso somos capaces de ruborizarnos, sudar, temblar, que un escalofrío recorra nuestro cuerpo o que el deseo irrefrenable se apodere de nosotros, ¿Te imaginas lo que puede llegar a hacernos sentir si la lengua recorre las zonas más inexploradas?

A continuación, descubre cómo convertir la lengua en tu segunda arma sexual y volver loco a todo hombre que caiga en tus redes… ¿Preparada?

El poder de la lengua

La boca, los labios y la lengua tienen miles de receptores sensitivos que son capaces de captar hasta lo más sensible. La prueba está que en un simple beso, ya sea apasionado, salvaje, tímido… somos capaces de sentir sensaciones de lo más placenteras y excitarnos.

Si bien nadie nace aprendiendo a besar o a usar sexualmente la lengua, aprender a desarrollarla como arma sexual, requiere de un aprendizaje que te garantizará el éxito ¡Y aquí estamos Nosotras para darte todas las claves!

¿Sabías que la lengua puede adoptar actitudes distintas según cada persona? A veces se pone blanda, otras dura, la lengua acaricia, penetra y hasta vibra de forma tierna, apasionada, brusca…

Sin duda alguna, a través de la boca y en particular de la lengua, puedes llegar a sentir el placer más intenso. Sin necesidad de penetración puede provocar el mejor de los orgasmos. De hecho, las mujeres llegan con mayor facilidad al orgasmo mediante el sexo oral que a través de la penetración.

Manual para usar la lengua

Juego de lenguas

Cuando se da un beso, siempre hay un besador y un receptor. Para que la excitación sea máxima, es bueno que exista un jugueteo de lenguas mientras se da el beso. Se puede morder, atrapar, acariciar…

La lengua explora la anatomía

El placer se puede dar sin manos y sin penetración. Deja que la lengua recorra suavemente el cuerpo de tu pareja. O bien, deja que sea él quien explore las zonas más erógenas de tu anatomía.

Los pezones, el lóbulo de la oreja, el cuello, los dedos, el ombligo… la lengua en estas zonas puede provocar placeres de alto voltaje.

La lengua en el sexo oral

No debemos relegar a la lengua a dar besos. La lengua desempeña una función primordial en el sexo oral. Como ya hemos comentado anteriormente, son muchas las mujeres que llegan al orgasmo antes.

Haz que tu lengua acaricie, lame…sus genitales con dulzura, con pasión,… después, deja que sea tu chico quien explore con su lengua tu zona sur más erógena y prepárate para ir directa al séptimo cielo. Recuerda, con la punta de le lengua se puede llegar a provocar los niveles más elevados de excitación.

Ver más…

Los 14 besos del Kamasutra… ¡Humedécete los labios, prepara tu lengua y a practicar!

Los 8 mordiscos más placenteros del Kamasutra: juguetones, provocadores, dulces…!Dejarás huella!

Los 5 besos lésbicos más hot del cine… ¡No te pierdas los vídeos!

10 Posturas del Kamasutra de práctica obligada… ¡Orgasmo asegurado!

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Deja tu comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *