La gran importancia de hablar de sexo con tus hijos

Pese a vivir en pleno siglo XXI, el sexo sigue siendo un tema bastante tabú entre padres e hijos. Es normal que resulte violento enfrentarse a algunas de las preguntas que nos hacen los más pequeños de la casa, ya que muchas veces no encontramos las palabras adecuadas. Pero lo más importante es hablar sin tapujos y tratar el tema con total naturalidad, porque la comunicación padre-hijo todavía es una asignatura pendiente en muchos hogares. 

Vivimos en un mundo donde reinan las nuevas tecnologías. Sin embargo, la gran abundancia de información no siempre juega a nuestro favor, ya que no todo lo que vemos es adecuado para todas las edades. Los niños son los que corren más riesgo de sufrir esta infoxicación – o sobrecarga informática – y, a la vez, también son los más vulnerables. Cuántas veces nos habremos desesperado al recibir cientos de invitaciones tipo: “Hola, soy Susana y necesito sexo” o “Entra y mira a estas maduritas”.  Sólo tenemos que darle a la cruz y cerrar la ventana, pero nuestros hijos pueden caer en la tentación y, sin quererlo, verse sumergidos en un nuevo mundo del que no habían oído hablar.

Pero no sólo están expuestos a esta información sexual a través de Internet, ya que es muy habitual que anuncios, películas o carteles también muestren imágenes sexuales. Los adultos lo tenemos tan interiorizado que ya ni les prestamos atención, pero los niños se hacen continuas preguntas a cerca de la desnudez de esas modelos en el anuncio de colonia o la escena tan subida de tono de la película del sábado por la tarde.

Para evitar estas situaciones, la Organización Mundial de la Salud recomienda iniciar el proceso de comunicación desde muy temprana edad. Siempre adaptándose a las circunstancias del momento y con mucho tacto, pero sin caer en los clásicos tabúes. Lo más normal es que ellos mismos se dejen llevar por la curiosidad de lo desconocido y hagan muchas preguntas. Si se da el caso, no dejes pasar la oportunidad y explícale todo lo que quiera saber.

Imágenes: El Mundo, Pinterest

 

Autor: Ane del Moral

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *