Consejos para evitar la ruptura con tu pareja

Uno de nuestros mayores deseos y objetivos en la vida es encontrar alguien con quien compartir nuestra vida y nuestra felicidad. Pero hay momentos, en que no todo va como esperábamos. A veces puede pasar que nuestra relación de pareja se deteriore por algunas circunstancias.  Si las conocemos, podremos evitarlas y si las identificamos, podremos arreglarlas. Atención:

Uno de los principales motivos por los que el amor puede verse seriamente deteriorado es por la falta de confianza que puede despertarse por una o por ambas partes de la pareja. La confianza y la comunicación, son dos  pilares fundamentales para que cualquier relación amorosa funcione a la perfección.Si uno de esos dos pilares falla, nuestra relación de pareja y nuestro amor pueden verse perjudicados y deteriorados. Si lo que queremos es reforzar la confianza, lo mejor será comunicar nuestras dudas y expresar nuestros miedos a nuestra pareja. Si de lo contrario el que desconfía es él, haz lo posible para aclarar sus dudas y expresarle tu amor.

pareja-feliz

Otro de los motivos por los que se puede deteriorar el amor es cuando los planes de la pareja empiezan a hacerse por separado. Esto puede ocurrir cuando empiezan a surgir otros intereses motivados por el trabajo, la familia o el tema económico. Lo ideal sería que cada uno tuviera su espacio personal pero también que compartierais planes, proyectos y objetivos comunes. Si veis que no fomentáis este intercambio, haced lo posible para que así sea si queréis que el amor perdure.

Por supuesto tampoco puede faltar en la lista de problemas más comunes,  la insatisfacción sexual, ya que entenderse en la cama es esencial para mantener la llama del amor. Esto puede estar causado por los celos o la situación emocional y personal de cada uno. Para evitar problemas en la cama con nuestra pareja, es necesario que expresemos nuestras emociones, nos comuniquemos con ella y nos relajemos para disfrutar del sexo y nuestra relación íntima. Ante las adversidades, durar o no con nuestra pareja dependerá de aplicar esta clave: la voluntad de los dos.

Poned de vuestra parte y veréis como acaba funcionando. ¡Ánimos!

Imagen: clago2015/imagenes4ever/legoblogger

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *