Insatisfacción sexual ¡Gestos que te delatan!

Puede que con o sin intención tú alguna vez los hayas hecho…si por el contrario los has recibido es posible que el sexo no haya resultado tan gratificante como tú creías. Te enseñamos cuáles son los gestos que muestran que tu pareja o tú no habéis sentido placer máximo.

Los seres humanos vivimos intentando esconder nuestras emociones y sentimientos para no ser vulnerables o no herir a los demás. Pero hay gestos que no solo hablan sino que gritan por si solos que algo anda mal. Y cuando se sexo se trata ¡mucho más! Pon atención para evitar hacerlos y para detectar qué pasa cuando somos nosotras las que los recibimos.

1. Escabullirse enseguida de la cama, ya sea para meter la excusa de que te vas o para preparar un café, nunca es una buena señal. Cuando el acto sexual es realmente satisfactorio nos apetece quedarnos al lado de esa persona, aunque sean 5 minutos. Si, en cambio, apenas termina buscamos desaparecer, lo quieras o no, le estás gritando en su cara que no estás satisfecha.

2. Si tras acabar ese “fantástico encuentro” no esperas ni un momento para decirle que mañana tienes mucho que hacer y que mejor pase la noche en su casa, o al revés…¡está clarísimo!, es que no te apetece ni siquiera repetir. No hacen falta palabras.

3. “¿Estuvo bien?, ¿pero en serio te gustó? y eso que hice al final…¿si? ¿te gustó?”. Una escena conocida, él ha captado que la cosa no va bien y que ese orgasmo puede que sea fingido. Si más bien eres tú la que se lo pregunta a él, le queda claro que eres insegura, incluso en la cama.

4. Acabar el sexo y encerrarse por horas en el baño, aunque sea a tomar una ducha, tampoco es algo muy favorable. Recuerda que, tras un buen encuentro, nuestro cerebro segrega hormonas que nos hacen sentirnos cercanas a esa persona, realmente te provoca quedarte echada a su lado un momento. La encerrona en el baño envía señales de insatisfacción muy claras.

Ya lo sabes, cuatro acciones que dicen a gritos que ese encuentro sexual de placentero poco ha tenido. ¿Te parecen familiares?

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *