Hábitos de las parejas que tienen buen sexo

Dejar el sexo en un segundo plano de tu relación puede provocar resentimientos e incluso que el vínculo se rompa. Son muchas las parejas que, a pesar de llevar mucho tiempo, consiguen ser felices y tener una vida sexual satisfactoria. ¿Cuáles son las claves para conseguirlo? Algunos expertos han hablado sobre ello.

Siempre buscan tiempo para el sexo

Que el sexo sea siempre espontáneo y orgánico es algo que solo ocurre en un mundo ideal. Planificar y hacer hueco en la agenda para los encuentros sexuales permite comprender la importancia y el valor que tiene. Estás parejas valoran mucho más los beneficios que el sexo comporta.

Planificar el sexo transmite un mensaje fundamental: “Mi pareja es importante para mi y valoro nuestra satisfacción sexual“.

El sexo no es tabú

Las parejas que llevan una vida sexual satisfactoria hablan de las cosas que les gustan y de las que no, saben cuándo están de humor y cuándo no y se comunican sin miedo y de forma constructiva.

Hablan de sus fantasías, comunican el placer que están experimentando y se guían en el proceso para tener un sexo más pleno. Es lícito hacerle saber a tu pareja tus deseos sexuales individuales y llevarlos a cabo.

Pasan tiempo en pareja

Estas parejas saben que el buen sexo no se da de forma natural sino que conlleva un esfuerzo. Es necesario cuidar la relación tanto dentro como fuera del dormitorio y estar dispuesto a darle prioridad por encima de todo para estar juntos. Hay que hacer el esfuerzo de arreglarse para el otro y seducirle.

Se ríen juntos

La risa es un afrodisíaco muy potente. Si te ríes con tu pareja, tanto dentro como fuera de la cama, hay más probabilidades de que estéis de buen humor y disfrutéis de la compañía del otro.

Compartir el sentido del humor o chistes privados provoca la secreción de endorfinas, produce una sensación de bienestar general y reduce el estrés.

Las preocupaciones fuera del dormitorio

Algunas parejas están tan sumidas en los problemas del día a día y permiten que se cuelen en su relación muchas preocupaciones del exterior. Es importante intentar hablar de estas cosas fuera del dormitorio para que en este espacio solo quepan muestras de cariño y comunicación gestual.

No esperan la perfección

La torpeza forma parte del ser humano, querer que todo sea perfecto como en las películas puede suponer frustración. Las parejas que se toman esos momentos torpes con sentido del humor son mucho más felices a largo plazo que las que se dejan embargar por la vergüenza.

Imágenes: Glamour, The times of India

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *