Guía práctica para terminar con los cuentos de hadas

Los príncipes azules no existen. Tampoco las historias de amor perfectas en las que todas y cada una de Nosotras encuentra su media naranja. La vida es complicada  pero bonita a la vez y es que sonreír un día y llorar otro, no está nada mal.

pareja-bebeEstamos hartas del mensaje que impera en esta sociedad donde la máxima suerte de una mujer es encontrar su hombre ideal: guapo, alto, moreno, masculino y protector. A partir de ese momento, ya nada importa, tenemos el héroe en casa que nos protegerá siempre que sea necesario y, en poco tiempo, unos niños bonitos y rubios correteando por casa. ¡Sueño cumplido!

¡Basta! Ni el amor es lo más importante en esta vida, ni encontrar una pareja es algo vital, ni tener hijos es nuestro gran objetivo o, al menos, no debería serlo. ¡Basta de vivir en cuentos de hadas que no se asemejan nada a la realidad! Estad tranquilas porque…

  • Ni el rosa es nuestro color favorito ni ser una princesa nuestro gran objetivo: Ser quienes queráis ser, rodearos de las personas que os apetezca en cada instante y aprovechad el momento. Nunca más volveréis a tener 20, 30, 40 o 50 años ni seréis tan hermosas, alegres, vitales… ¡Así que comeros el mundo!
  • El amor no es la solución a todos los problemas: Por mucho que consigáis tener al hombre perfecto a vuestro lado, su bella e ideal silueta no os sacará de la crisis, tampoco os aumentará el sueldo ni os resolverá los problemas familiares por lo que centraros en disfrutar de vuestro día a día, sin buscar ni esperar a nada ni a nadie.
  • Nadie os debe proteger, vosotras sois suficientemente fuertes: ¡Terminad ya con la imagen de hombre fuerte y vigoroso! Cada una de Nosotras somos suficientemente fuertes para hacer frente a todo lo que venga y, si no, siempre podremos contar con el hombro de alguna amiga pero ¡romped con la idea de hombre-héroe!
  • No busques el príncipe azul: De hecho, no existe. ¿Vosotras sois perfectas? Por suerte nadie es perfecto así que buscad la persona que más os llene teniendo en cuenta sus imperfecciones. Viviréis una historia real y mucho más bonita que la que podéis imaginaros.
  • Disfruta de la soledad: Jamás estaréis solas. Aunque los cuentos de hadas muestren que una princesa siempre está sola a no ser que encuentre su príncipe azul, por suerte, en el mundo real estamos rodeadas de familiares y amigos que valen trillones así que elimina de tu vocabulario la palabra soledad. Sin embargo, centrándonos en las parejas, estar sola, vivir sola, disfrutar sola de la vida tampoco está tan mal. ¡No siempre necesitamos andar acompañadas!

¡Somos bonitas, simpáticas y estamos llenas de energía así que no dejéis que los príncipes azules, los cuentos de hadas y los amores mitificados terminan con todo esto!

Imágenes: Pinterest

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. ¡Qué alegría me habéis dado con el anterior comentario! Por fin los feos y poco exitosos tendremos una oportunidad. Gracias, gracias

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *