Guía práctica para el sexo tántrico

¿Te sueno eso de “eyacular hacia dentro”? Es uno de los conceptos del sexo tántrico. Una variedad que contempla la relajación y la respiración como bases de su sexo. Debes olvidar todas las pautas que has estado practicando hasta ahora y abrir tu mente.

El sexo tántrico se basa en encuentros largos y relajados y debes disponer de bastante tiempo para practicarlo. Los tantristas con eyacular una vez al mes tienen más que suficiente. Creen que deben guardar energías para cuando llegue el gran momento.

¿Quieres saber más acerca de este tipo de sexo? Pues sigue los consejos que te damos en esta guía.

1. Más vale calidad antes que cantidad. Los tantristas recomiendan practicar sexo una vez al mes.

2. Tú cama debe ser sagrada. Enciende todo tipo de velas perfumadas, pon música de relajación, desconecta cualquier aparato que pueda molestarte y a disfrutar.

Los tantristas dicen que lo primordial en el sexo tántrico es la paciencia. Imagen de parafilias-clarin.

3. Mantén el ritmo de la respiración. En el sexo tántrico es lo más importante. Debes sentarte frente a frente con tu pareja y respirar el aire uno del otro. Deja tu mente libre de pensamientos

4. Otra parte importante del sexo tántrico son los masajes y las caricias. Tienes que buscar el placer mediante besos, respiración. Dejar pausas de quince minutos y volved a empezar. Es increíble.

5. Cada vez más el ambiente está más caldeado. Besaos poco a poco y empezad a tocaros el uno al otro. El momento del clímax está muy cerca.

6. Penetración. Es un paso más del sexo tántrico pero no tiene como fin ese objetivo. Déjate llevar y llegarás al orgasmo de una manera mágica.

¿Sorprendida? La verdad que este tipo de sexo no es fácil llevarlo a cabo, pero los que lo han probado aseguran que es increíble. Y tú ¿Te animas a experimentarlo?

Autor: Ester Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *