Filofobia o miedo al compromiso, ¿cómo superarlo?

El compromiso con alguien no es un proceso al que llegamos de forma sencilla. Dar lo mejor de nosotros conlleva siempre una responsabilidad y eso a veces causa cierto miedo. Una reticencia que tiene nombre propio: la de filofobia. Aquí algunas recomendaciones para intentar minimizar sus efectos.

Por supuesto, para superar el miedo al compromiso existen una serie de recomendaciones de carácter cognitivo y que están basadas en ir a terapia junto a los mejores profesionales.Y es que aunque no lo parezca, uno de los principales motivos del miedo al compromiso es la falta de confianza en nosotros mismos, por lo que hay que trabajar sobre nuestra autoestima. Hay que trabajar la confianza enfocada hacia la confianza en lograr todo aquello que queremos.

Dia del Amor

Detrás del miedo al compromiso también se esconde el miedo al fracaso. Así que será preciso también trabajar sobre este punto. Hay que tener en cuenta que cuando se tiene miedo a una situación que lo único que puede aportar es felicidad, se trata de un miedo irracional y eliminarlo será la clave para lograr hacer una vida conforme a nuestros deseos.

Por todo ello es realmente importante evitar pensamientos negativos puesto que lo único que se logrará con ellos será alimentar los miedos y no conseguir nunca vencer las fobias, sino magnificarlas. Para superar la filofobia debemos superar nuestros miedos y si la pregunta es ‘¿cómo?’, la respuesta es ‘afrontándonos a ellos’.

Son pasos sencillos que por lo general uno mismo puede intentar llevar a cabo, y que en caso de no conseguir vencer los miedos así, deberían precisar de la ayuda de un especialista. Un profesional se encargará de poner el punto racional a un razonamiento basado en lo ilógico y los miedos propios que pueden ir surgiendo y que, a pesar de haber llegado a una edad, no se han superado.

Imágenes: lacuarta/blogspot

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *